¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El parque de baterías Powerpack que Tesla instaló en Australia costó 66 millones de dólares y ya ha generado 17 millones

Hace unos meses, entró en funcionamiento el enorme parque de baterías Powerpack que Tesla instaló en el sur de Australia con el objetivo de dar electricidad de forma estable a los habitantes de una región que sufría apagones de forma constante. Ahora, Neoen (socio de Tesla en el proyecto, son los operadores del parque eólico que nutre de electricidad al conjunto de baterías Powerpack) ha realizado unos interesantes cálculos sobre los costes de este complejo.

Aparentemente, el parque de baterías costó unos 66 millones de dólares (56 millones de euros), y sólo en sus primeros seis meses operativo ya ha generado 17 millones de dólares. El sistema es extremadamente eficiente, y ha propiciado que la factura de la luz se haya reducido en un 90% para aquellos habitantes del sur de Australia que se benefician de la electricidad generada por este parque.

Neoen ahora quiere salir a bolsa, y antes de ello, ha querido dar datos del buen rendimiento económico de este tipo de instalaciones, algo que probablemente les ayude de cara a esta operación. Así, la compañía francesa ha confirmado que en seis meses ganaron 9,5 millones de dólares (8,1 millones de euros) en servicios de red y 7,9 millones de dólares (6,7 millones de euros) en el almacenamiento y la venta de electricidad del parque eólico de Hornsdale.

Esto significa que el complejo conseguirá más de 20 millones de dólares (o quizás más de 30 millones) de beneficio en su primer año operativo. Por lo tanto, parece que el negocio es redondo: los consumidores ahora tienen un suministro de electricidad estable y más barato, el medio ambiente se beneficia ya que la energía generada proviene de una fuente renovable, y la compañía operadora consigue unos elevados beneficios gracias a unos costes operativos mucho más bajos que los de otro tipo de instalaciones.

En los últimos tiempos, algunas empresas están apostando por la pila de combustible de hidrógeno para almacenar electricidad generada por fuentes renovables no constantes (eólica, solar, etc), lo que permite un suministro continuado y limpio. Sin embargo, ejemplos como el del parque de baterías de Tesla pone en evidencia que esta solución es más económica que el uso de hidrógeno, y como mínimo igual de eficaz.

¿Cuándo veremos proyectos de este tipo en España? El uso de parques de baterías como complemento a los numerosos parques eólicos y solares que tenemos en el país podría servir para aumentar el porcentaje de energía limpia que utilizamos a diario e incluso para disminuir el precio de la factura de la luz de millones de personas.

Fuente | Neoen

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame