¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El sustituto del Porsche 918 Spyder podría ser un hiperdeportivo 100% eléctrico

La gama de Porsche se hace más y más extensa a cada año que pasa. El otora fabricante de deportivos a día de hoy ofrece una completa familia de SUV (Macan, Cayenne), berlinas y familiares (Panamera, el futuro Taycan) que complementa a sus clásicos modelos de planteamiento más pasional (718 Cayman/Boxster, 911).

Sin embargo, en la cima de la gama siempre ha existido un hiperdeportivo que se coloca como el Porsche más caro, prestacional y deseado del momento: en los años 80 fue el mítico 959, en los 90 el salvaje 911 GT1, y en los 2000 el famoso Carrera GT. En la década actual este puesto lo ocupó el 918 Spyder, el más tecnológico de la «Sagrada Trinidad» de los hiperdeportivos: el Ferrari LaFerrari, el McLaren P1 y el propio Porsche.

El 918 Spyder era un modelo híbrido enchufable, por lo que su sustituto para la década que viene lógicamente seguirá sus pasos y también estará electrificado. Sin embargo, parece que Porsche no tiene claro si continuar con la anterior configuración híbrida enchufable, o si por el contrario deberían apostar por un tren motriz 100% eléctrico, siguiendo los pasos de modelos como el Tesla Roadster, el Pininfarina Battista o el Rimac C_Two.

Esta información ha sido revelada por el máximo responsable de Porsche, Oliver Blume, que durante una entrevista concedida durante el Salón del Automóvil de Ginebra admitió que la marca estaba esperando a ver la evolución de la tecnología de las baterías antes de lanzarse al desarrollo de su próximo hiperdeportivo, si bien añadió que consideran que una configuración completamente eléctrica es adecuada para coches de altas prestaciones.

De acuerdo con el ejecutivo, pasarán otros tres o cuatro años antes de que las baterías sean lo suficientemente avanzadas como para que Porsche las considere apropiadas para un modelo de este tipo. Algunos medios especulan con que es altamente probable que la marca decida estrenar unas baterías de electrolito sólido con este modelo de baja producción y elevado precio, a modo de laboratorio de pruebas antes de su llegada al resto de la gama.

De acuerdo con un estudio realizado por Porsche en colaboración con la Universidad de Stanford, el uso de baterías de electrolito sólido podría permitir unas autonomías de 1.000 km por carga, siendo además un 30% más ligeras que los packs actuales. El 99% de los materiales de dichas baterías sería reciclable, y en un principio, deberían llegar a producción a mediados de la década que viene.

Fuente | CarAdvice

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame