Un Tesla Model S explota en Shanghái y reabre el debate público. ¿Son los coches eléctricos propensos a incendiarse?

Un Tesla Model S se quemó hace unos días en Shanghái mientras estaba estacionado en un aparcamiento, reabriendo una polémica que a estas alturas ya parecía enterrada: ¿son los coches eléctricos propensos a incendiarse? Un tema recurrente que salta a todos los medios generalistas las pocas veces que un coche eléctrico se prende fuego.

Este último caso se ha hecho viral gracias a un vídeo que lleva ya millones de visualizaciones. En él se puede ver como una cámara de seguridad capta el humo que sale de los bajos de un Model S (concretamente de la sección delantera), para acabar quemándose. Los hechos tuvieron lugar durante el domingo 21 de abril a las 20:15, y el vehículo afectado era un Model S pre-restyling.

Por el momento, se desconocen las causas del incendio, pues el modelo americano se encontraba simplemente aparcado y sin conductor. Aparentemente, Tesla ha comenzado a realizar una investigación para aclarar las causas del incendio, algo que por otro lado tampoco es de extrañar teniendo en cuenta la repercusión que está teniendo el caso en los medios.

«Hemos enviado inmediatamente un equipo al lugar de los hechos y estamos apoyando a las autoridades locales para establecer las causas», declara la empresa en un escrito a los medios de comunicación. Afortunadamente no ha habido ningún herido consecuencia de este incendio, si bien el coche afectado quedó completamente calcinado, mismo destino que corrieron otros vehículos aparcados cerca de él.

La cuestión es, ¿realmente hay motivos de preocupación tras este incendio, o es sólo un caso aislado que ha ganado fuerza debido a la atención desmesurada que le están prestando los medios? ¿Son realmente los coches eléctricos más propensos a incendiarse que los térmicos, los cuales equipan motores de combustión que funcionan con gasolina altamente inflamable?

De los más de 250.000 Model S vendidos hasta la actualidad, se ha reportado el incendio de un total de 13 unidades. Podemos comparar estas cifras con las de coches incendiados en Estados Unidos: 280.000 en todo el año, 170.000 de los cuales se quemaron en autopistas. De un total de 270.400 millones de coches que hay en Estados Unidos, esto nos da un porcentaje del 0,1% de los coches incendiados, frente al 0,0052% del Model S.

Como puede verse, el porcentaje de Tesla Model S quemados es muy bajo respecto a la media de coches térmicos quemados en Estados Unidos. Por lo tanto, ciñéndonos a las frías cifras, realmente no existe ningún problema de seguridad con los Tesla, ni son especialmente propensos a quemarse. Con todo, es importante que la marca realice una investigación para evitar que ocurran incidentes así en el futuro.

https://twitter.com/ShanghaiJayin/status/1119997229530406913

Fuente | Twitter

Compártelo: