BMW Vision M NEXT: un futurista prototipo con una conservadora mecánica híbrida enchufable

El BMW i8 fue lanzado al mercado en el año 2014 como buque insignia de la nueva gama «i» de BMW, enfocada a los modelos eléctricos. Sin embargo, y al contrario que el pequeño i3, el superdeportivo i8 no contaba con ninguna versión 100% eléctrica: su tren motriz estaba formado por un conjunto híbrido enchufable (un motor gasolina tricilíndrico asociado a dos motores eléctricos).

A pesar de que la marca alemana está desarrollando nuevos coches eléctricos para su gama «i» (iX3, i4, iNEXT…), el futuro del i8 estaba hasta hace poco en el aire. Sin embargo, algunas fuentes confirman que BMW ha dado luz verde al proyecto, si bien los ingenieros de la firma todavía no han decidido si mantener el actual sistema híbrido enchufable o apostar por una mecánica 100% eléctrica en su superdeportivo.

El prototipo Vision M NEXT bien podría ser un adelanto de este futuro modelo. M, la división deportiva de BMW, se verá igual de afectada por la electrificación que el resto de la compañía, por lo que este concept car pretende mostrar la senda que seguirán los BMW M en el futuro, con claros homenajes al pasado (en este caso, al mítico BMW M1) asociados a motorizaciones electrificadas capaces de proporcionar las mejores prestaciones posibles.

El Vision M NEXT cuenta con numerosos gagdets tecnológicos, como unos faros Laser Wire. La aerodinámica del modelo está verdaderamente trabajada, con una forma de cuña acentuada por unas llantas más pequeñas en el eje delantero (21 pulgadas) que en el trasero (22 pulgadas). A pesar de beber del clásico M1, la inspiración estética que recibe del i8 es innegable, por lo que muy posiblemente nos encontremos ante un adelanto de la que será su segunda generación.

El interior es verdaderamente futurista, con un volante de forma rectangular tras el que encontramos una pantalla de cristal. Aunque no se especifica, es muy posible que la batería se encuentre entre los asientos, pues existe un enorme túnel de separación entre ambos (el modelo es biplaza). Como nota destacada, habría que hacer mención al sistema de realidad aumentada del parabrisas del vehículo.

Sin embargo, el punto más conservador del Vision M NEXT es su mecánica: en lugar de apostar por un sistema 100% eléctrico, BMW ha decidido dotar a su último prototipo de un sistema híbrido enchufable. Así, nos encontramos con un motor gasolina de cuatro cilindros asociado a un conjunto de motores eléctricos con una potencia total combinada de 600 cv. El coche puede pasar de 0 a 100 km/h en apenas 3 segundos, con una velocidad máxima de 300 km/h. Además, el conductor puede elegir entre circular en tracción trasera o tracción total. La autonomía en modo eléctrico es de 100 km WLTP.

Compártelo: