Una empresa sudafricana convierte coches diésel de safari a eléctricos utilizando baterías de Tesla | forococheselectricos

Una empresa sudafricana convierte coches diésel de safari a eléctricos utilizando baterías de Tesla


Los coches eléctricos cada vez tienen más éxito y demanda en múltiples sectores, algunos tan inesperados como el de los vehículos dedicados a los safaris. En este caso, nos llega la noticia de una compañía que se dedica a convertir coches preparados para safari como un Toyota Land Cruiser, en un coche eléctrico alimentado por baterías de Tesla.

Los vehículos todoterreno comúnmente destinados a su uso en safaris o excursiones por reservas de animales, equipan motorizaciones diésel. Con la conversión a coches eléctricos se consigue dar salida a vehículos antiguos y se eliminan las emisiones generadas por las motorizaciones diésel, además de reducir el ruido de estos vehículos en entornos donde viven animales y podrían resultar molestos.

La compañía que lleva a cabo esta transformación es Electric Safari Vehicles (ESV), una empresa basada en Sudáfrica y creada hace poco más de año y medio en Sudáfrica. Para esta conversión, utilizan baterías de origen Tesla, software de coche eléctrico y motores eléctricos que tengan, al menos, un 95% de eficiencia.

Las baterías de Tesla son consideradas por la industria del coche eléctrico como unas de las mejores de forma global, especialmente debido a su innovadora tecnología, la cual está refrigerada por un sistema de refrigeración líquida, lo que permite un alto rendimiento y una mayor vida útil que otras baterías equipadas en coches eléctricos de otras marcas.

Steve Blatherwick, fundador de ESV, comenta como convertir estos coches diésel a eléctricos ayudan a las organizaciones a reducir las emisiones de CO2 y los costes de mantenimiento, aumentando la eficiencia y otorgando una experiencia más suave y silenciosa al volante de estos vehículos, cuando son comparados con los vehículos diésel.

Las baterías de Tesla que son utilizadas en estas conversiones son importadas de Estados Unidos y Europa. Convertir un vehículo de safari no es barato, y cuesta alrededor de 48.000 euros cada uno. Sin embargo, ESV dice que sus datos reflejan como las empresas que se hacen con uno de estos vehículos transformados a eléctricos, amortizan esta inversión en cinco años de uso del coche. Además, esta conversión sigue siendo más barata que comprar un nuevo vehículo y adaptarlo al uso de safari.

Según ESV, las baterías de Tesla son extremadamente potentes, superando a las baterías de marcas como BMW y Nissan. El sistema de refrigeración líquida es una característica de suma importancia en los países africanos, que cuentan con temperaturas más altas que la mayoría de los países del mundo, y es aquí donde las baterías de Tesla son las vencedoras.

Fuente | Electric Safari Vehicles

Compártelo:

3 comentarios en «Una empresa sudafricana convierte coches diésel de safari a eléctricos utilizando baterías de Tesla»

  1. Tengamos en cuenta un dato importante, es que reciclan de nuevo el coche y no hace falta comprar uno nuevo que sería mas caro que la reconversión.

    Hay una cosa, que bueno, que a mi un extensor de gasolina no sería malo, pero el motivo no es porque se use, sino en caso de emergencia poder usarlo. Ya que los coches para safaris se pueden encontrar en situaciones de peligro. Claramente el conductor también es consciente de sus limitaciones por lo que no creo que se exceda o se extralimite

    Responder
  2. Las baterías del I3 alguna vez se comentó por aquí que son superiores en fiabilidad /refrigeración a las tesla. Evidentemente son mucho más pequeñas que las Tesla, y el land cruiser pesa lo suyo

    Responder

Deja un comentario