Tesla comienza a trabajar para aumentar la tasa de producción de la Gigafábrica 3 de Shanghái a 250.000 unidades anuales

De acuerdo con una serie de documentos presentados al gobierno local de Shanghái, Tesla ya está trabajando para aumentar la capacidad de producción de la Gigafábrica 3 a 250.000 unidades anuales. El objetivo inicial era el de fabricar unos 150.000 Model 3 al año, tasa que se alcanzará a lo largo de 2020, si bien en la segunda fase Tesla quiere llegar a las 250.000 unidades incluyendo la fabricación del nuevo Model Y.

La producción del todocamino eléctrico comenzará en la factoría asiática en 2021 (actualmente se produce exclusivamente en Fremont, si bien más adelante se unirán la Gigafábrica 3 de Shanghái, la Gigafábrica 4 de Berlín y una quinta Gigafábrica que Tesla abrirá a corto plazo en el centro de Estados Unidos para producir tanto la Cybertruck como las unidades del Model Y destinadas a la costa Este del país).

Los informes, a los que ha tenido acceso Reuters, indican que Tesla ya está construyendo una nueva línea de estampado, gracias a la cual la capacidad de producción de carrocerías de la planta china aumentará notablemente. Es interesante recordar que el monocasco del Model Y actualmente se fabrica a partir de cuatro piezas de gran tamaño, frente a las decenas empleadas en un Model 3. Este sistema permitirá a Tesla ahorrar en costes de producción y agilizar el proceso de fabricación del vehículo.

Además de la nueva línea de estampado, los documentos también reflejan la intención de Tesla de añadir líneas adicionales para fabricar motores eléctricos y packs de baterías en la planta. El objetivo de Tesla a corto plazo es el de lograr que el 100% de las piezas empleadas en la Gigafábrica 3 procedan de proveedores locales, lo que permitirá un interesante ahorro de costes.

Por el momento todo parece indicar que la Gigafábrica 3 seguirá empleando celdas de origen LG Chem y CATL a pesar de que Tesla cuenta ya con una línea piloto en la fábrica de Fremont para fabricar sus propias celdas (las cuales exhibirán en un principio un coste inferior y una vida útil muy superior a las celdas empleadas actualmente por la marca).

Por lo tanto, los primeros vehículos en beneficiarse de las baterías de origen 100% Tesla serán los fabricados en Estados Unidos, si bien todavía se desconoce que modelo será el encargado de estrenarlas (algunos rumores indican que el camión Semi, y otros que la pick-up Cybertruck o incluso el hiperdeportivo Roadster).

Fuente | Reuters

Relacionadas | Primeras imágenes espía del Mercedes-Benz EQE, el futuro rival alemán del Tesla Model S

Compártelo: