Así pensaban que sería la movilidad del futuro en 1966 | forococheselectricos

Así pensaban que sería la movilidad del futuro en 1966


Siempre es interesante echar un vistazo al pasado para ver como eran las cosas. Algo que llevamos haciendo unos cuantos años en nuestra sección «Un poco de Historia«. Pero también es muy curioso asomarnos a como pensaban hace 50 años que sería la movilidad del futuro. Un futuro que las películas siempre nos ha dibujado con coches voladores, pero que en 1966 las predicciones eran bastante más realistas.

Advertisement Advertisement

En el caso de la movilidad eléctrica, ha habido dos puntos álgidos. Uno que fue de 1890 hasta 1910 y otro que ha empezado 100 años después. Durante el anterior siglo se hicieron varias predicciones sobre los coches eléctricos producidos en masa, pero ninguna de ellas se hizo realidad.

En 1966, la revista Popular Science publicó un artículo augurando la inminente llegada de los vehículos totalmente eléctricos. En dicho artículo se mencionaba que Ford llevaba trabajando desde 1958 en coches eléctricos, pero que todavía sería necesario desarrollar baterías mucho más potentes. También se hablaba de las pilas de combustible de hidrógeno.

La tecnología que se atisbaba en 1966 respecto a los vehículos eléctricos era la siguiente: una batería de sodio – azufre líquido con una mayor densidad energética que las baterías de plomo – ácido usadas durante décadas para el arranque de los automóviles. Esta propuesta tuvo sus inconvenientes, ya que la batería de sodio – azufre sólo pudo funcionar a temperaturas de más de 125ºC para mantener su solución fundida.

Las baterías de litio también se propusieron entonces, pero todavía se tardaría 55 años en comprender la física de la densidad energética y el desarrollo de las celdas.

Habría que esperar hasta diciembre de 2010, cuando se lanzó el que se podría considerar el primer vehículo eléctrico producido en masa. Éste fue el Nissan LEAF, aunque ya unos años antes, el Tesla Roadster, demostró lo que se podía hacer con celdas de ion de litio. A partir de ahí comenzó una carrera de evolución de unas baterías que han ido mejorando en cuanto a densidad energética, y sobre todo en un precio que en el momento del lanzamiento del LEAF estaban por encima de los 1.000 dólares el kWh, cuando ahora ya se apunta hacia los 100 dólares.

La tecnología de las baterías que se mencionaba en 1966 y el gráfico que se adjunta y que acompañaba aquel artículo, bien podría resultar familiar a cualquier seguidor actual de la técnica de los vehículos eléctricos. En 1966, el cambio climático producido por dos siglos de uso de combustibles fósiles, con su consiguiente emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, todavía no era un problema socialmente conocido.

De todos modos, los motivos que se esgrimían en el artículo a favor del vehículo eléctrico eran similares a los argumentos verificados en el presente: cero emisiones, mayor flexibilidad a la hora de realizar los diseños y coches con mayor agrado de conducción.

Todo ello ha costado 50 años de desarrollo en la tecnología de las baterías.

Relacionadas


puntos de carga

Compártelo:

11 comentarios en “Así pensaban que sería la movilidad del futuro en 1966”

  1. Lo curioso de todo esto, es que luego descubren que hay que hacer una plataforma dedicada cuando realmente ellos sabían perfectamente la mejor opción.

    Vale, que ahora estratégicamente es rentable hacer las conversiones, pero implica luego temas de post-venta como la sustitución haciendo que cuando se tenga que llevar a un taller este debe saber o disponer de los materiales sino auguro malestar por parte del cliente y sino se da un modelo similar a modo de cesión

    Responder
    • Se me olvidaba mencionar, todas las marcas desde sus inicios hasta ahora tenían conocimiento de este sistema, es verdad que ninguna se arriesgaba a dar una producción en serie. Si es verdad que los problemas técnicos de las baterías eran algo que debería evolucionar.

      También la historia del EV1, GM se puso porque le obligaron en cuanto cambió la cosa, marcha atrás, y creo que a veces dentro de la marca debemos recordad que hay accionistas y son a veces estos los que presionan ( Si me gustaría saber de cada marca sus accionistas, mas los mayoritarios que son estos los que presionan y modifican las estrategias).

      Si agradecemos a Tesla su arriesgada apuesta y que de momento le está saliendo bien.

      Responder
  2. El primer Leaf llevaba 24 kWh que son 24.000€ y costaba 36.000€, 12.000 € el coche
    El Leaf 2020 lleva 40 kWh que son 6.000€ y cuesta 35.000€ , 29.000€ el coche
    El Leaf 2020 lleva 62 kWh que son 9300€ y cuesta 43.000€, 33.700€ el coche

    Responder
    • Es lo primero que me ha venido a la cabeza. Esta claro que las cuentas no salen y por algún lado nos están robando para no canibalizar las ventas de termicos.

      Responder
    • Las cuentas están claras.
      Los inflan con tecnologías y potencias exageradas , algunos ni eso , pero que nos están tomando está claro.

      Responder
    • No es realmente así.
      Tienes que incorporar lo que ha tenido que perder en cada coche la compañía, y cuántas unidades vendidas a pérdidas se podían permitir.

      Del mismo modo puedes decir:
      Tesla Model 3; 60 kWh, que son 9.000 € y cuesta 49.000 €, 40.000€ el coche.

      Responder
  3. Solo un apunte.
    Para cuando salió el Tesla Roadster, Nissan ya había puesto a la vente tres modelos de coches alimentados por baterías de Litio.
    En el año 1996 el Nissan Praire, que entre otras cosas era el coche que usaba el equipo japonés de exploración del polo Norte, en el 1997 el Nissan Altra y en el 1999 el Nissan Hypermini.
    Este último en Japón.
    Pero se da el caso que la Universidad de California tenía 15 unidades para un programa de investigación.

    Responder
    • Interesante aporte.
      Conclusión, los japonese se durmieron en los laureles y California les ha comido la tostada. Pues oye, que espabilen.

      Responder

Deja un comentario