El efecto Osborne disparará las ventas de coches eléctricos, que superarán a los convencionales en cinco años | forococheselectricos

El efecto Osborne disparará las ventas de coches eléctricos, que superarán a los convencionales en cinco años


El efecto Osborne es una tendencia que habla sobre la demanda pospuesta de productos ante la llegada de versiones mejoradas que hace que el cliente aplace su compra. Un efecto que está muy presente en un sector del automóvil enfrascado en una dolorosa transformación que según algunos estudios podría ser más rápida de lo esperado.

Advertisement Advertisement

Así lo indica un estudio de Ray Wills, redactor de la revista Future Smart Strategies y profesor en la Universidad de Australia Occidental, que ha estimado la curva de adopción de los coches eléctricos y su impacto en las ventas de modelos con motor de combustión.

Sus resultados son bastante llamativos y tienen en cuenta la variable que ha supuesto el impacto de la crisis del coronavirus, así como la aceleración de las inversiones de los principales grupos automovilísticos mundiales en apartados como la producción de coches, pero también en la búsqueda de un suministro fiable y económico de baterías.

El sector se enfrenta a desafíos únicos en su larga historia, y donde la bajada de precios de los coches eléctricos está acelerando una transformación que ya ha comenzado hace tres años. Y es que las ventas de coches motor de combustión interna han disminuido de forma constante desde finales de 2017. Es decir, las ventas habrían alcanzado su punto máximo en 2017. En 2018 estas fueron inferiores a 2017, en 2019 fue inferior a 2018, y muy posiblemente en 2020 serán inferiores a las del año anterior. Una tendencia que no parece tener final.

Unas ventas que han sido parcialmente cubiertas por las ventas de coches híbridos, pero no lo suficiente como para compensar la caída con una tecnología híbrida convencional que las predicciones indican llegará a su pico máximo en 2022. Momento en el que comenzarán su propio descenso empujado por la explosión de ventas de coches 100% eléctricos. 

Tampoco los híbridos enchufables parece que lograrán hacerse un hueco significativo, y estos seguirán una tendencia similar a los híbridos convencionales, iniciando su descenso de cuota de mercado ya el próximo año, en 2021.

Mientras tanto, las ventas de coches eléctricos siguen creciendo a un ritmo rápido, a pesar de la crisis del Covid-19, y superarán las ventas híbridas este mismo año. Una tendencia que explica por qué los clientes que buscan un coche eléctrico, no explorarán la opción híbrida enchufable cuyas ventas no crecerán.

Un corto plazo donde el efecto Osborne continuará con la erosión de las ventas de coches con motor de combustión, que servirá para terminar de convencer a los grandes fabricantes de la necesidad urgente de apostar por las nuevas tecnologías.

Un paso previo al inicio de la adaptación de las fábricas, que supondrá un paso sin retorno que permitirá en un breve periodo de tiempo el poder aumentar de forma drástica la capacidad de producción. Algo que nos llevará a un escenario donde habrá más oferta, algo que impactará directamente en las ventas de coches diésel y gasolina, así como precios cada vez más competitivo. De nuevo un clavo en el ataúd de los sistemas de combustión.

La tercera parte de esta tormenta perfecta será el incremento de las autonomías, que permitirá junto con la imparable expansión de las redes de carga, que la cuestión del miedo a quedarse sin carga sea cosa del pasado. 

Aspectos que según el informe, supondrá que en apenas seis años los coches con motor de combustión hayan desaparecido prácticamente del mercado. Un destino que el informe también extiende a los híbridos e híbridos enchufables.

Según Bloomberg, los coches eléctricos serán más baratos que los diésel o gasolina en 2025

Esto supondría que desde que el sector alcanzase su punto máximo de ventas en 2017, hasta la transformación total, habrían pasado apenas 10 años. Un plazo muy agresivo que supone acelerar en más de una década las previsiones de otros analistas.

Pero podemos recordar datos como los de Bloomberg, que indicaba que en 2022 los coches eléctricos habrían igualado en precio a los diésel y gasolina. También el que nos indicaba que el precio del kWh estaba bajando un 12% cada año. Algo que llevará el coste de las baterías a cifras muy competitivas ya en un plazo de apenas dos o tres años, lo que sumado al incremento de las exigencias sobre emisiones de los diferentes gobiernos, hará que el desarrollo de nuevos modelos diésel o gasolina sea cada vez más caro, elevando sus precios.

Un escenario muy negativo para los sistemas de combustión interna que podrían ver como incluso en bastiones como los países en desarrollo, su elevado coste de adquisición y de mantenimiento harán que los clientes con menor renta opten por algunas de los muchos coches eléctricos de bajo coste que veremos llegar en los próximos años.

Relacionadas


puntos de carga
Compártelo:

30 comentarios en “El efecto Osborne disparará las ventas de coches eléctricos, que superarán a los convencionales en cinco años”

  1. Uf, se ha pasado de optimista.
    70 millones de baterías de, pongamos 72kWh de promedio en el 2026?
    Eso son 5000 de GWh/año.
    La Gigafactoría de Tesla/Panasonic en Nevada son 35 GWh, pongamos que en 6 años la aumentan a 50, ok. Aún así serían 100 fábricas de baterías de ese tamaño.

    Responder
    • +1 , creo que se han pasado de optimistas, como si el aumento de producción de baterías fuese de la noche para la mañana.
      La adopción del VE estará impuesta por la capacidad de fabricar baterías, y como bien dices se tardarán unos años en montar las fábricas.

      Responder
      • +2, a partir del 2024, año que ya lo veo muy optimista, pero bueno aceptable en mercados occidentales-orientales que anden con clase media aun.
        El 2025 en adelante me parece que se han fumado hasta pegamento industrial.
        Hasta el 2023 parece muy sensato eso si y no me cabe duda que para 2025, se podrian vender en España un 40% de eléctricos puros.

        Ademas conviene recordar que no todo el mundo tiene garaje, que no a todos los clientes les interesará el VE y que conviene diversificar el tema energético.
        En España para que tuviesen mas exito, la gente deberia mudarse mas a pueblos, ciudades pequeñas, urbanizaciones u otras provincias y sin embargo no lo veo…. (la gente tendria garaje propio debido al menor coste de la casa y justificaria usar el VE para ahorrar dinero yendo a 10-20-50-100 kms de su casa con el autopilot conectado).

        El VE deberia dar mas libertad, pero en Europa los malditos politicos quieren prohibir la propiedad privada, prohibir coches viejos, y tenernos encerrados en sus macrociudades tercermundistas donde cada vez se vive PEOR y mas con el COVID y sus estupidas prohibiciones.
        Si quieren que prohiban dentro de la M30 y en cascos urbanos centricos de ciudades grandes, pero que nos dejen en paz al resto que alomejor hacemos 5000-10.000 kms al año entre 2 coches de hace 20 años…

        y porque no se marcan unas directrices de hacer coches aerodinamicos tipo BERLINA, o deportivos que CONSUMAN MENOS? EN VEZ DE TANTO SUBEBORDILLOS DE MIERDA, O PORQUE NO SE FOMENTA QUE PUEDAS HACER RECONVERSIONES CON MOTORES MAS MODERNOS O A ELECTRICO O A GNC DE MANERA MAS SENCILLA?(RECICLAR ES LO MEJOR A NIVEL AMBIENTAL).

        Responder
    • ¿Has oido hablar de la Terafactory?, dicen lo que llevo varios años poniendo en este blog, y todos me tacháis cuanto menos de optimistas y otros que la cosa va para largo…

      Ya tengo por ahí un cafe apostado.

      Responder
  2. No es el primer informe que augura un punto inflexión entre ICE y EV, y no será el primero que no acertará con su predicción.

    El efecto Osborne provoca la fallida de una empresa cuando pierde todas las ventas por anunciar precipitadamente una nueva versión mejorada.

    Resulta que aquí, exceptuando Tesla, la mayoría de fabricantes ICE son también los futuros grandes fabricantes de EV. Por lo tanto, el punto de inflexión, el momento en que se dejará de vender ICE porque se quiere EV, LO DECIDIRÁN ELLOS.

    ¡¿O no están actualmente marcando los tempos con los precios de los EV actuales?!

    Responder
  3. Primero, dudo que la media sea 72 kWh, más bien creo que será entre 40 y 50 kWh. Habrá muchos coches que apenas llegarán a los 40 kWh.

    Segundo, en el mundo hay muchísimas fábricas de baterías, no solo la de Tesla. Creo que la producción actual está en torno a los 300 GWh, pero no están al límite de su capacidad de producción.

    Tercero, hablamos del 2026, es decir que hay que contar con las fábricas que ya se están construyendo y las que se construirán en menos de cinco años.

    Y por último, también se fabricarán nuevos tipos de baterías, con nuevas químicas y más densidad energética, que permitirán una mayor cantidad de producción en GWh en las mismas fábricas actuales. Todo ello debería permitir la producción de entre 3000 y 3500 GWh al año. Una burrada, sí, pero dentro de lo posible.

    Responder
    • Hay muchas familias en las que sólo hay un coche… no valen los que tienen una batería <40kWh.

      Para que haya un punto de inflexión, las baterías tendrán que ser grandes, más grandes que ahora, que aseguren 400kms en malas condiciones.

      Responder
    • Ya hoy en día se desea aumentar la autonomía y velocidad de carga, creo que el el 2026 tendremos baterías mayores que las actuales. Un segmento A si puede tener 40 o 50 kWh, pero si quieres viajar seguro que quieres 70-80 kWh como poco para asegurarte 300km de autonomía por autopista en las condiciones adversas (frio/calor/etc).

      En efecto hay otras fábricas de baterías y la producción anual, como dices, estará en 300GWh o mas. Pero para 5000GWh ( o unas 3000-3500GWh si son de 40-50kWh ) aún queda mucho. Se estima en 1300 GWh para el 2026. https://elperiodicodelaenergia.com/wp-content/uploads/2019/04/Gr%C3%A1fico-bater%C3%ADas-de-litio.jpg

      Por desgracia la inversión en contruir/remodelar fábricas no creo que sea tan rápida, ni la evolución en baterías.

      Ahora bien, ojalá me equivoque

      Responder
      • Un coche de 70-80 kWh en 2026 tendrán precios de 30 a 40 mil euros. Esa no es la idea, ni serán la mayoría de coches. Los coches entre 15 y 20 mil euros tendrán baterías de 40-50 kWh y autonomías de más de 300km, suficientes para el día a día de la mayoría de conductores. Y eso se complementará con muchos puntos de carga rápida por el territorio.

        ¿Que son mejores coches con 80 kWh de batería? Sí, pero ¿para qué te vas a gastar 10.000 euros de más en un coche que hace 600km si en tu día a día no haces más de 100 km? ¿Para hacer viajes largos? Si está muy lejos quizás mejor otro médio de transporte, y si no, ya tendrás las cargas rápidas.

        Mucha gente se las apañará perfectamente con estos coches simplemente porque no se podrá pagar los de amplias autonomías.

        Responder
    • Las fábricas actuales dan abasto al consumo actual, así que los casi 100 millones de paquetes de 40 kWh (o lo que sea) adicionales son a más a más. Necesitas casi 100 giga fábricas en cinco años.

      Ni de coña.

      Más me creo que váyanos todos con los coches hechos una mierda de viejos que comprando todos coches eléctricos.

      Responder
  4. Jajajaja

    Si desparece la venta de térmicos en 2026 me como el bigote.

    Este estudio solo tiene en cuenta la demanda, pero no la oferta. Asume que los fabricantes de coches pueden cambiar todas sus fabricas en cinco años, que los fabricantes de baterías van a producir sin límite y que la red eléctrica y de carga va a dar un vuelco en el mundo entero en cinco años.

    No va a suceder. Punto.

    Responder
  5. según este informe, se alcanzó el «peak car sales» o peak car production» en 2018. Es decir en 10 años se van a producir 30% menos vehículos…con 10mil millones de habitantes…Ojalá, pero como comentáis varios aquí, optimista lo es un rato

    Responder
    • Que las ventas globales de coches hayan tocado techo podría ser parcialmente cierto si hablamos sólo de los mercados desarrollados.

      Responder
  6. Sinceramente la tendencia es a la baja en cuestión de los ICE, el tema es que los PHEV tienen unos precios elevados frente a los ICE por lo que supuestamente van a la baja pero siempre me preguntaría por los REEV que los pobres ni aparecen.

    Claramente son datos globales, hay que verlo por cada país para ver la evolución, si me hubiera gustado ver la de España.

    Luego tenemos el caso de multas que seguramente la tendencia de los limites de c02 vayan bajando por lo que a los fabricantes se verán forzados a sacar un coche que les permita por emisiones entrar en todos los mercados

    Responder
  7. Con la actual oferta de eléct-ricos dudo que se vendan mucho.
    Si reposicionamos el dinero del marketing en baterías otro gallo cantaría.
    En nada se ponen a hacer bicilindricos jajaja
    Amor bicilíndrico

    Responder
  8. Recordais cuando la gente viajaba a 160km/h y pusieron radares, o cuando todo fumador fumaba donde le daba la gana… Pues a la gente le costo un huevo acostumbrarse pero con el tiempo Se acostumbro. Con el coche electrico va a pasar lo mismo, la gente, con el tiempo, cambiara el chip y hará los viajes con mas tiempo para repostar electricidad y acordaros, no todo el mundo tendra coche propio. Ahora lo venos lejos, pero pasara. Ya sabeis, somos animales de costumbres, y cuando nos obligan a cambiarlas las cambiamos y hacemos nuestras. No nos rasgemos las vestiduras que ser sera. Un saludo

    Responder
  9. Lo que he dicho un millon de veces. Si en cinco años se van a vender mas electricos que termicos, que necesidad urgente tenemos de subvencionar los EV,s. Llevamos mas de 120 años con coches termicos, no podemos esperar cinco años mas?

    Responder
  10. El estudio peca de optimista, la realidad es que no va a haber un cambio tan importante por múltiples razones, de entrada el cambio de combustión a eléctrico es un cambio evolutivo y no revolucionario. No hay nada que puedas hacer con un eléctrico que no puedas hacer con uno de combustión (incluso podrías llegar a repostar en casa si tienes pasta y espacio suficiente para montarte un surtidor). La revolución en el tema del infotainment, las actualizaciones de software y de los coches conectados es independiente de la electrificación, no depende del tipo de propulsión, lo mismo se aplica a la conducción autónoma.

    Es cierto que los eléctricos salen más baratos a largo plazo y eso es un factor importante, aún así va a costar bastante llegar a precios parejos a los de combustión más baratos y aún más llegar a esos precios con comodidad para viajes largos (que de acuerdo, son poco frecuentes, pero están ahí).

    Finalmente está el tema oferta, la oferta no está ni va a estar en esos plazos y no olivdemos algo importante, la oferta crea demanda, cuantas más opciones más interés se crea, además está el márketing que está controlado por las marcas y potenciará en mayor o menor medida los tipos de propulsión que mejor les convenga en cada momento.

    El usuario medio está muy influenciado por el márketing, los early adopters y los pioneros abren camino, pero no arrastran al mercado, al final el mercado se va a mover al rítmo que marquen los fábricantes y estos lo harán al ritmo que les convenga, tanto por motivos legislativos como por motivos económicos. Los motivos económicos van a ser una combinación de interés, bajadas de precios y presión del mercado… la presión del mercado en estos momentos es relativamente baja.

    PD:
    Sobre el precio, podemos ver la evolución de las ventas de eléctricos en donde los de combustión son más caros que los eléctricos e incluso en esos mercados la venta de coches de combustión no se ha hundido de forma radical, sigue bastante alta aunque ya no sea la mayoritaria (por ejemplo Noruega). En definitiva, la venta de eléctricos no va a ir tan rápido como dice este, pero si más rápido de lo que dicen algunos fábricantes. yo diría que en europa dejarán de hacerse coches de combustión para mediados de los años 30 y la mitad de ventas se alcanzará para 2029 o así.

    Responder
  11. Si se aplican un poco más dicen lo que decíamos muchos de aquí mucho antes de 2017. Y ya está sucediendo.

    Donde peca el estudio es en la sustitución de la oferta. No hace falta que haya oferta equivalente en número de coches a baterías, para sustituir a la chatarra térmica, para que suba el porcentaje de eléctricos vendidos. Es suficiente conque no se compre chatarra térmica, es decir, la gente espere como ya está sucediendo.

    El efecto coronavirus ya ha demostrado la debilidad de los chatarreros y si no fuera por la debilidad de los gobiernos, soltando pasta, muchos ya estarían tocados irremisiblemente. No aguantan un asalto de más de seis meses sin vender coches. Basta conque suceda eso para tener el gran desplome.

    A partir de ahí todas las nuevas compras son eléctricos, salvo excepciones muy puntuales.

    Pero por supuesto, no se va a poder cambiar el parque automovilístico de golpe, porque eso haría verdad lo que los chatarreros decían: Lo hacemos cuando queramos. Y se ha visto claramente que eso es imposible. No pueden. La transición a la fabricación de unidades eléctricas, se hará dentro de las posibilidades de los que queden y resurjan de las cenizas. Lo que está claro es que es imposible la coexistencia de ventas masivas de chatarra térmica junto con un porcentaje de ventas alto de eléctricos a baterías y eso trae consigo el desplome de ventas de chatarra térmica y el desplome de ventas anuales totales de coches. El inicio de ese desplome ya lo estamos viendo. Los chatarreros tendrán que buscar mercados tercermundistas para intentar colocar el stock de chatarra térmica, ya que su gran esperanza cuando todo esto comenzó era China, y resulta que se ha vuelto su gran enemigo.

    Responder
    • Bravo al fin uno que ve la clave, no es tanto que se vendan millones de eléctricos como que la gente dejará de comprar térmicos sabiendo que están obsoletos y nadie los querrá ni regalados.

      Responder
  12. Tengamos en cuenta el bolsillo de los trabajadores con recursos ajustados, en España hay mucha gente que no tiene plaza de garaje, y que además, no está dispuesta a pagar el doble por un segmento B o C, por muy eléctrico que sea. Aunque bajen los precios, aún tienen que incluir en el presupuesto el coste de comprar una plaza de aparcamiento, por lo menos hasta que cargar sin plaza esté solucionado de forma cómoda, eficiente y económica.
    Desafortunadamente, creo que el cambio hasta un rango de 80% EV · 20% ICE, va a llevar más tiempo de lo que nos gustaría…

    Responder
  13. Veo que nadie ha comentado que en la gráfica se ve como vamos a pasar de vender 90 millones de coches anuales a no llegar a 60 millones lo que es una caída considerable y se debe a varios factores, pero hará que la tarta a repartir entre los fabricantes será menor, de ahí se pueden sacar muchos análisis y conclusiones, pero básicamente es que los petroleros están jodid*s, y que el fabricante que no se adapte en el próximo lustro va a seguir a la lista de Nokia, olivetti, Kodak…

    Responder

Deja un comentario