¿Qué coches eléctricos pueden llevar remolque?

El remolque puede ser una solución muy interesante para los que necesiten desplazar objetos voluminosos a sus vacaciones o momentos de ocio. Una alternativa muy extendida entre los modelos de combustión que por alguna razón no lo ha hecho con la misma intensidad en los coches eléctricos. La pregunta es qué modelos en el mercado permiten llevar remolque.

Y es que en algunos casos los fabricantes no han homologado sus vehículos para simplemente llevar un simple portabicis. Algo en algunos casos absurdos que responde en su mayor parte a la desidia del fabricante, o la búsqueda de que el coche no vea reducida de forma publicitaria su autonomía. Un impacto a la imagen que muchas marcas temen más que no lograr clientes.

En la actualidad podemos encontrar hasta 12 coches eléctricos dotados de capacidad para arrastrar un remolque con freno. De estos, solo cuatro tienen una capacidad suficiente como para tirar de grandes pesos, como caravanas y remolques pesados. Estos son el Tesla Model X, con capacidad de hasta 2.250 kg, seguido del Audi e-tron y Audi e-tron Sportback y el Mercedes EQC, que en los tres casos la cifra se queda en los 1800 kg. En breve podremos añadir nuevas propuestas, como el Volkswagen ID.4 que contará con una capacidad de 1.900 kilos, cifra que suponemos compartirá con su hermano gemelo el Skoda Enyaq.

En el tamaño medio se colocan modelos como el Tesla Model Y, con 1.600 kilos, el nuevo Polestar 2 y el  Volvo XC40 Recharge, que están homologados para hasta 1.500 kg de carga de remolque. Por su parte el Tesla Model 3 cuenta con opción de instalar gancho de remolque de fábrica, con capacidad de 1.000 kilos. Con 750 kg encontramos a varios modelos, como el BMW iX3, el Ford Mustang Mach-E y el Jaguar I-Pace.

La pregunta es por qué solo una pequeña parte de la oferta de coches eléctricos están homologados para llevar remolque. La respuesta es la fuerte pérdida de autonomía de los vehículos en estas circunstancias.  Y es que en diferentes pruebas hemos podido ver como por ejemplo el Audi e-tron 55, tirando de una caravana de 1.6 toneladas, veían como en un mismo recorrido la autonomía se reducía a la mitad.

A una velocidad constante de 100 km/h en autopista, el Audi puede recorrer apenas 189 kilómetros con una carga completa. Otros modelos son todavía peor como el Mercedes EQC, que en el mismo test se ha quedado en apenas 170 kilómetros de autonomía con una carga completa.

La conclusión es que con el incremento de las autonomías, lo normal es que los fabricantes vayan abriendo algo la mano con la posibilidad de instalar de fábrica, o a posteriori, una bola de remolque que permita a los que lo necesiten el poder transportar grandes objetos sin tener que echar mano del alquiler de otros vehículos. Algo que facilitará también los viajes, eso si, teniendo en cuenta que habrá que hacerlo con algo de paciencia parando cada cierto tiempo a recargar a la vista del elevado consumo que supone esto.

Coches eléctricos con remolque

  • Tesla Model X: 2.250 kg
  • Volkswagen ID.4: 1.900 kg
  • Audi e-tron: 1.800 kg
  • Audi e-tron Sportback: 1.800 kg
  • Mercedes EQC: 1.800 kg
  • Tesla Model Y: 1.600 kg
  • Polestar 2: 1.500 kg
  • Volvo XC40 Recharge: 1.500 kg
  • Tesla Model 3: 1.000 kg
  • BMW iX3: 750 kg
  • Ford Mustang Mach-E: 750 kg
  • Jaguar I-Pace: 750 kg

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame