Así se prueban las emisiones electromagnéticas de un coche eléctrico. El ejemplo de Rimac (vídeo) | forococheselectricos

Así se prueban las emisiones electromagnéticas de un coche eléctrico. El ejemplo de Rimac (vídeo)


Un nuevo superdeportivo, totalmente eléctrico como será tradición en pocos años, está a punto de llegar a las manos de sus afortunados propietarios en 2021. El Rimac C_Two está pasando estos días las pruebas finales con las que obtendrá su certificación final antes de llegar al mercado.

Un coche eléctrico, como todos los dispositivos electrónicos, produce emisiones electromagnéticas que son susceptible de interferir con los otros aparatos de todo tipo que constituyen el entorno de cualquier población.

Los vehículos eléctricos producen bastantes más emisiones electromagnéticas (EMI) que los coches de combustión interna (ICE). Por este motivo empresas como MedTronic, fabricante de implantes y marcapasos recomienda estar a más de medio metro de distancia de fuentes de corriente intensas o, incluso, un motor de grandes dimensiones. La sensibilidad de estos elementos requiere ciertas medidas de prevención, como no pasar por los detectores de metales en los aeropuertos, etc.. De todos modos, los vehículos no producen suficientes emisiones electromagnéticas como para poner en peligro a estos dispositivos. Para verificar que las EMI entran dentro de los parámetros de seguridad, son necesarias estas pruebas de homologación.

La pruebas de verificación son obligatorias para todos los vehículos automóviles, puesto que no deseamos que nuestro teléfono deje de funcionar en un atasco, como consecuencia de una interferencia electromagnética producida por el coche que nos precede, o bien que los semáforos de una ciudad no enloquezcan al paso de determinados elementos.

Rimac ha aprovechado la homologación de su nuevo superdeportivo para ilustrar el proceso de pruebas que verifican el cumplimiento de la norma de la Unión Europea: ECE R10.

Las pruebas se realizan dentro de una cámara semianecoica donde se consigue eliminar cualquier emisión externa, lo que permite aislar las emanadas del vehículo examinado. Este se conduce sobre el banco de pruebas a determinada velocidad, mientras se somete a radiaciones de entre 20 MHz a 20 GHz. Durante la evaluación se examina la climatización del coche eléctrico, luces, limpiaparabrisas y otros componentes.

En enero de 2020 se publicó un estudio donde se analizaban las interferencias electromagnéticas producidas por los coches eléctricos. El resultado de la investigación del Technical University of Munich, indicaba que estas no eran altas durante la conducción del vehículo.

El estudio concluyó que las emisiones electromagnéticas se hacían más intensas durante los procesos de carga rápida con cargadores de alta potencia. “Los resultados sugieren que los autos eléctricos actuales son seguros para los pacientes con CIED y no se requieren restricciones para viajar en ellos”. La recomendación aportada por el estudio recomendaba: «se requiere vigilancia para monitorear eventos raros, especialmente asociados con la carga del vehículo y la tecnología de supercargador«.

Compártelo:

11 comentarios en «Así se prueban las emisiones electromagnéticas de un coche eléctrico. El ejemplo de Rimac (vídeo)»

    • Si. Pero no por ello es bueno estar expuesto a un exceso de estas radiaciones.
      Igual que todos los seres vivos producimos CO2, el producir un exceso de ese gas tampoco es bueno para el planeta.

      Responder
    • Si, pero cuando diseñamos sistemas estos están adaptados a esas radiaciones electromagnéticas de la tierra. La idea aquí es hacer que los coches no emitan radiaciones electromagnéticas que puedan interferir en otros aparatos. No es plan de que cada vez que un coche eléctrico pase por delante de un hospital dejen de funcionar los monitores de frecuencia cardiaca por ejemplo o que el tráfico rodado intenso de eléctricos haga que no se pueda usar el teléfono móvil. Por todo esto hay que asegurarse de que en su funcionamiento se emite la mínima radiación electromagnética posible.

      Responder
  1. ¿Te cuento un secreto? Al planeta le da igual. Ser una bola yerma sin vida o un vergel. No tiene conciencia ni sentimientos.
    Aquí se está hablando de interacción del coche con otros elementos electrónicos de su entorno.
    Los animales tenemos una interacción que tiende a 0 con el electromagnetismo.

    Responder
    • Los animales tenemos un sistema nervioso que funciona a base de impulsos eléctricos y la exposición prolongada a campos electromagnéticos intensos puede alterar y dañar su correcto funcionamiento. También afecta a otros tejidos ¿Alguna vez se te ha calentado la oreja después de una larga conversación con el móvil?
      En general, no te recomiendo irte a vivir bajo una línea de alta tensión ni acercarte demasiado durante mucho rato a una antena de telefonía móvil. Si bien es cierto que la magnitud de un campo magnético disminuye con la distancia al cuadrado, estar muy cerca de una fuente de campo magnético intensa, en general, es malo.

      Lo de asegurarse de que los coches eléctricos no emiten campos magnéticos perjudiciales es más que conveniente.

      Responder
  2. Si no habéis visto los dos vídeos donde Nico Rosberg configura su Rimac C2 y conduce el prototipo os recomiendo que le echéis un vistazo.

    En ellos Mate Rimac cuenta todo tipo de detalles sobre la evolución en el diseño del coche, y confirman que Nico lo conducirá en Nurburgring cuando esté listo.

    Que ganas de verlo rodar.

    Responder
  3. Estos chicos están haciendo un trabajo increíble, mirando a fondo todos y cada uno de los aspectos del coche.

    Creo que va a salir de ahí una bestia parda, el mejor coche de todos los tiempos…

    Responder

Deja un comentario