Con 5 estrellas el Tesla Model Y logra la máxima calificación de la NHTSA e los crash test (Vídeo)

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NTHSA) ha otorgado la máxima calificación de cinco estrellas en las categorías de choque frontal, choque lateral y protección en caso de vuelco del automóvil, tras las últimas pruebas realizadas al SUV eléctrico Tesla Model Y.

Con esta nueva puntuación, Tesla mantiene la tradición de copar las máximas puntuaciones en materia de seguridad en todos sus vehículos. Desde sus orígenes la marca liderada por Elon Musk ha querido demostrar que la movilidad eléctrica no sólo es tan segura o más como la tradicional de combustión interna, sino que es más placentera de usar, más barata a la hora de operar, a la vez que más potente y prestacional.

Con el Model Y, Tesla sella un nuevo referente en materia de seguridad marcando todos los ítems de la NTHSA en «tecnologías de seguridad recomendadas«, que reúne los sistemas de asistencia electrónicos de advertencia de colisión frontal estándar, alerta de salida de carril, frenado inminente de choque (AEB) y en los aspectos de soporte de freno dinámico.

El Model Y que pronto llegará a Europa una vez que Tesla finalice su primera fábrica en el viejo continente situada en Berlín, no sólo es un SUV eléctrico capaz de hacer todo lo posible según la NHTSA para evitar una colisión en primer lugar.

En caso de que finalmente se produzca un accidente, este vehículo es uno de los más seguros a la hora de afrontar un impacto frontal, lateral, trasero, o incluso un vuelco, según se ha podido verificar desde el organismo oficial competente estadounidense.

La NHTSA además de confirmar las bondades en materia de seguridad del último vehículo ofertado al mercado por Tesla ha advertido de las quejas, 25, que han afectado a la calidad constructiva de algunas unidades.

En noviembre de 2020 se realizó una llamada a revisión de 401 vehículos, por unos tornillos del brazo de la dirección que podrían estar sueltos. Dos meses antes, en septiembre, 2.567 coches podían estar afectados por un problema de las luces traseras del remolque.

Fuente | NHTSA

Compártelo: