El nuevo Plan MOVES podría contar con un presupuesto de 800 millones de euros y extenderse hasta 2023 para dar continuidad a las ayudas

Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, anunció a principios de este año que el Gobierno de España había comenzado los trámites necesarios para activar un paquete de ayudas a la movilidad eléctrica, siendo uno de sus puntos clave una nueva edición del Plan MOVES.

Inicialmente se anunció un presupuesto de 400 millones de euros; sin embargo, se abrió la puerta a la posibilidad de incrementar dicha dotación en caso de necesidad. Ahora, nuestros compañeros de Motor.es informan de que durante el congreso «Summit 2021. Impulsando la Movilidad Sostenible desde las Empresas» se ha confirmado que el monto final podría alcanzar los 800 millones de euros.

Dicha cifra máxima fue comunicada por Joan Groizard, director general del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), si bien la condicionó a la demanda del propio mercado. Con el objetivo de estimular las ventas de coches eléctricos de forma consistente también se baraja su extensión hasta 2023 si no se agotan los fondos, para así ofrecer un plan de ayudas sostenido en el tiempo.

Gerardo Pérez, presidente de FACONAUTO (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción), mencionó la posibilidad de extender las ayudas a los coches usados, lo que permitiría a las marcas deshacerse del stock automatriculado a finales de 2020 para cumplir con las nuevas normativas de emisiones europeas.

«En la nueva convocatoria, se podría buscar una fórmula para que los compradores se pudieran beneficiar de los miles de eléctricos que los concesionarios hemos tenido que automatricular el año pasado por imperativo de algunas marcas y que se acumulan en nuestras instalaciones porque, de momento, no tienen salida en el mercado».

Desafortunadamente, lo más probable es que el presupuesto siga siendo gestionado por las comunidades autónomas, lo que supondría repetir uno de los errores del anterior Plan MOVES: mientras que a finales de 2020 todavía quedaban fondos sin adjudicar porque algunas regiones no llegaron a activar ningún tipo de plan de ayudas, otras como Madrid o Cataluña agotaron su asignación antes de tiempo.

Si se mantiene la estructura de los planes anteriores, el Plan MOVES ofrecerá una subvención de 4.000 euros por la compra de un coche eléctrico, de hidrógeno o híbrido enchufable con más de 90 km de autonomía eléctrica, a los que habría que sumar otros 1.000 euros aportados por el fabricante. Si además el comprador decide achatarrar un vehículo con más de siete años de antigüedad, se añadirían 1.500 euros más. En el caso de los híbridos enchufables con entre 30 y 90 km de autonomía eléctrica, las ayudas serían de 1.900 euros, sumándose otros 700 euros en caso de achatarramiento.

Fuente | Motor.es

Relacionadas | El Tesla Model 3 Long Range Dual Motor ahora es 7.000 euros más barato y puede acogerse al Plan MOVES: desde 52.390 euros

Compártelo: