Los vehículos eléctricos y su potencial para transformar económica y socialmente a los países emergentes

Los beneficios de los vehículos eléctricos cada vez se notan más en los países desarrollados. Mejoras en la calidad del aire, cero mantenimiento, placer de conducción o bajo coste total de propiedad son algunas de las ventajas de estos vehículos. Estas ventajas están comenzando a ser percibidas por los habitantes de zonas emergentes, como Indonesia o el este de África.

«Fue realmente buena,» dijo Dion, empresario indonesio. Justo acababa de probar una motocicleta eléctrica fabricada en China, que se vendía en una sala de exposición en el sur de Yakarta. «Ante todo, no era ruidosa. Y el motor fue potente desde el principio. Esa es la diferencia entre las motos eléctricas y las motos de gasolina,» dijo, mientras reflexionaba sobre comprarla o no.

Dion es uno de los habitantes de Indonesia que están considerando cambiarse a motocicletas eléctricas, como una opción de estilo de vida más respetuosa con el medio ambiente y una posible solución a la significante la contaminación del país y a los atascos.

Indonesia podría ser un mercado relativamente importante para 2030 según el informe de McKinsey and Company, debido a su gran mercado interno. Podrían haber 6.4 millones de ventas de vehículos de dos ruedas.

El ciudadano de Jakarta, Tjut Devi, quien acaba de comprar su primera motocicleta eléctrica, dijo que el medio ambiente era una de sus principales consideraciones. Hablando con CNA en la misma sala de exposición en el sur de Yakarta, afirmó que la era de los vehículos eléctricos ha llegado. “No sé si es económico o no, pero quiero reducir la contaminación”.

En el caso del continente africano, la revolución está empezando a llegar. Un grupo formado por varias start-up están construyendo pequeñas flotas de vehículos eléctricos ligeros y motocicletas, vehículos muy adecuados para servicios de taxi y entrega.

En febrero de2021, ARC Ride, con sede en Kenia, lanzó varios vehículos eléctricos de dos y tres ruedas para las entregas de Uber Eats en Nairobi, una ciudad de 4.4 millones de habitantes. La compañía tiene actualmente 35 vehículos en operación. El presidente ejecutivo Joseph Hurst-Croft, un ex-activista ambiental en Nigeria, dice que la flota crecerá hasta los 300 vehículos en agosto. ARC también está construyendo su propia red de carga en toda la ciudad, alimentada por energía geotérmica, a partir del calor volcánico generado a lo largo de la grieta tectónica de África oriental.

Rob de Jong, jefe de sostenibilidad del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, (PNUMA) dice que «los vehículos de dos y tres ruedas son la fruta más fácil» de la movilidad de vehículos eléctricos en África.

Relacionadas | Cinco hechos sobre el futuro de los coches eléctricos

Fuentes | The Wall Street Journal & Borneo Bulletin

Compártelo: