¿Cómo serán las nuevas etiquetas ambientales que presentará la DGT en julio?

El próximo 1 de julio finalizará el plazo establecido hace unos meses por la DGT (Dirección General de Tráfico) para presentar una reforma del sistema de distintivos ambientales utilizado hasta ahora para clasificar los vehículos en base a su nivel de contaminación. Sin embargo, todo parece indicar que por el momento no se ha llegado a ningún acuerdo definitivo.

Actualmente existen cuatro etiquetas ambientales: CERO (eléctricos puros, eléctricos con pila de combustible, eléctricos de autonomía extendida, híbridos enchufables con más de 40 km de autonomía eléctrica), ECO (híbridos enchufables con menos de 40 km de autonomía eléctrica, híbridos, mild-hybrid y vehículos a GNC y GLP), C (turismos de gasolina que cumplan las normativas Euro 4, Euro 5 o Euro 6 y diésel que cumplan la Euro 6) y B (turismos de gasolina que cumplan la normativa Euro 3 y diésel que cumplan la Euro 4 o la Euro 5).

Esta clasificación ha sido duramente criticada por numerosas asociaciones ecologistas, pues algunos vehículos potentes, de gran consumo y elevadas emisiones contaminantes son considerados ecológicos simplemente por ser híbridos enchufables (CERO) o mild-hybrid (ECO), cuando a la hora de la verdad los primeros en muchas ocasiones no se cargan y los segundos ni siquiera pueden desplazarse en modo 100% eléctrico bajo ninguna circunstancia.

La reforma del sistema de clasificación fue incluida en el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción: hacia una movilidad sostenible y conectada, el cual fue aprobado por el Gobierno en 2020. Sin embargo, Pere Navarro, director general de Tráfico, insinuó durante una reciente entrevista que cabía la posibilidad de que finalmente los distintivos se mantengan sin cambios.

A pesar de todo, Navarro ha insistido en que la DGT todavía sigue buscando consenso y está tratando de llegar a acuerdos con las distintas partes implicadas, incluyendo a los propios fabricantes. A falta de tres semanas para la finalización del plazo anunciado, ciertos medios nacionales ya han comenzado a recoger algunos de los hipotéticos cambios que podría sufrir la clasificación ambiental de la DGT.

Para empezar, se rumorea que la pegatina CERO podría reservarse para aquellos automóviles que sean verdaderamente cero emisiones; es decir, los eléctricos puros y los eléctricos con pila de combustible. El distintivo ECO por su parte sería sustituido por la nueva pegatina D, que englobaría a todos aquellos modelos (híbridos enchufables, híbridos, mild-hybrid, GNC, GLP, gasolina y diésel) con emisiones inferiores a los 95 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

Así, se premiaría a los vehículos que fueran verdaderamente eficientes independientemente de la tecnología empleada en su tren motriz. La pegatina C se seguiría empleando en los coches más contaminantes a la venta, mientras que el distintivo B no vería alterados sus criterios. Todos estos cambios no tendrían carácter retroactivo.

Fuente | La Vanguardia

Relacionadas | La fábrica de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza) presenta el proyecto de autoconsumo más grande de España

Compártelo: