Londres presenta su primer autobús de dos plantas con hidrógeno como «combustible»

Más de 500 autobuses eléctricos circulan ya por las calles de Londres. Ahora, el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan, ha presentado lo que será el primer autobús eléctrico de hidrógeno de dos pisos en Inglaterra.

En total, 20 serán los modelos lanzados para su uso en la circulación entre la ruta 7 de East Acton y Oxford Circus, pasando por Notting Hill, el exclusivo barrio de Mayfair o Hyde Park, entre otros.

El modelo ha sido diseñado por el fabricante de autobuses irlandés ‘Wrightbus’ con la finalidad de conseguir una neutralidad climática y reducir la huella de carbono. Los nuevos prototipos mantendrán la esencia del transporte público británico, los autobuses de dos plantas.

El hidrógeno para los autobuses se produce actualmente en la planta de Air Liquide en Runcorn (Inglaterra), aprovechando el hidrógeno residual como subproducto de una planta industrial de cloro-álcali.

A partir de 2023, el hidrógeno será aún más sostenible, ya que se producirá por electrólisis alimentada por una conexión directa a un parque eólico marino. Ryze Hydrogen, empresa encargada de proporcionar hidrógeno como combustible para autobuses y otros vehículos pesados, es la encargada de distribuirlo hasta la estación de servicio.

Una nueva estación de recarga creada por la empresa danesa de ingeniería Nel Hydrogen, en colaboración con la consultora multinacional Linesight, permitirá recargar cada autobús de pila de hidrógeno una sola vez al día en tan sólo cinco minutos.

El prototipo, es capaz de almacenar hasta 25 kg de hidrógeno a presión en varios depósitos cilíndricos ubicados en varias alturas en la parte trasera del autobús. Según el fabricante, estos depósitos permiten una autonomía real superior a los 400 kilómetros.

En la parte trasera del autobús, además de encontrarse la pila de combustible, también nos encontramos con los sistemas de refrigeración de la pila de combustible, los motores eléctricos y la boca de repostaje. La batería de iones de litio y su sistema de refrigeración se ubica entre ambos ejes.

Para que esto fuese posible, el organismo del gobierno local responsable de los sistemas de transporte en Inglaterra, Transport for London (TfL), ha aportado una cantidad de casi 7 millones de euros, mientras que más de 5,7 millones de euros provienen de organismos europeos y más de un millón de la Oficina de Vehículos de Emisión Cero.

Transport for London ha conseguido abaratar los autobuses de hidrógeno en el resto del Reino Unido, al haber liderado la Joint Initiative for Hydrogen Vehicles across Europe (Iniciativa Conjunta de Vehículos de Hidrógeno en Europa, conocida como JIVE), para comprar en bloque con otras autoridades británicas. 

El proyecto JIVE pretende desplegar 139 nuevos autobuses eléctricos de hidrógeno, y su correspondiente infraestructura de repostaje, en cinco países europeos.

Relacionadas | Un microbús lanzadera, propulsado por hidrógeno y 100% autónomo, ya se prueba en Estonia

Fuente: Green Car Congress

Compártelo: