Los taxistas de Oslo comienzan las pruebas con un sistema de carga inalámbrica de hasta 400 kW para coches eléctricos | forococheselectricos

Los taxistas de Oslo comienzan las pruebas con un sistema de carga inalámbrica de hasta 400 kW para coches eléctricos


El taxi es uno de los sectores con mayor potencial para el coche eléctrico. Permite reducir emisiones y rebajar de forma considerable los costes operativos a los profesionales. Pero la recarga durante las jornadas es un reto logístico todavía por superar. Ahora en Oslo están probando una tecnología que cuenta con un gran potencial para permitir que los taxistas recarguen sus coches eléctricos en las paradas de una forma extremadamente sencilla.

Son varias las paradas que han sido habilitadas para poder probar la tecnología de recarga inalámbrica a lo largo del centro de Oslo. Tanto la parada de la calle Vika, como en la de  Skøyen, en Nydalen, como también en las cercanías del puerto. En estas se han instalado sendos sistemas de carga por inducción que podrán ser utilizadas por una flota de 25 Jaguar i-Pace adaptados para poder usar este sistema, y cuyos propietarios podrán recargar sus baterías mientras esperan por nuevos clientes, todo sin tener que bajar y conectar o desconectar el coche según avanza la fila de vehículos en la parada.

Entre los responsables del proyecto están además del fabricante Jaguar-Land Rover, la empresa de taxis Norgestaxi, la especialista en puntos de recarga Recharge Infra, y el fabricante de sistemas por inducción American Momentum Dynamics.

Según sus organizadores, el coste de la infraestructura no será mucho más elevado que el de los equipos de carga tradicionales, y cada punto podrá ofrecer una potencia de hasta 400 kW, que dependerá de la capacidad de cada vehículo.

Una adaptación sencilla para poder usar esta tecnología que por supuesto no deshabilita la capacidad de carga mediante un cable tradicional, y que abre un mundo de posibilidades para sectores como el taxi, pero también otros como los camiones de reparto, que podrán recuperar parte de su carga durante la jornada simplemente estacionando en uno de estos puntos.

Un sistema que añade a sus beneficios la menor exposición a las inclemencias meteorológicas, además del vandalismo que tendrá muy difícil hacer mella en estos sistemas enterrados bajo el asfalto.

Relacionadas | La española PREMO presenta una antena receptora inalámbrica para carga inalámbrica de coches eléctricos con más de un 95% de eficiencia

Compártelo:

20 comentarios en «Los taxistas de Oslo comienzan las pruebas con un sistema de carga inalámbrica de hasta 400 kW para coches eléctricos»

  1. 400 Kw son muchos Kw.

    A ver que eficiencia real alcanza y cual es la curva de recarga para los vehículos.

    Se entiende que los taxis está parados en la parada un tiempo suficiente para que le de tiempo a recargar una parte significativa de la batería. Paradas con taxis en constante movimiento como las de los grandes aeropuertos o estaciones de tren no serían viables porque las colas de taxis son muy largas y los taxis no duran en el mismo sitio físico mas de unos minutos.

    Pero si puede ser aplicable a sitios mas tranquilos donde los taxis pueden estar parados media hora a la espera de un cliente.

    Lo que sí está ocurriendo es que se están alcanzando potencias de recargar mucho mas altas que las vistas incluso en la recarga por cable.

    Para furgonetas y camiones va a ser necesario disponer de cargadores de suficiente potencia, mucho mas elevada de la que tenemos hasta ahora.

    Responder
    • Creo recordar que esa potencia se divide en los puntos disponibles.
      Y luego tienes que tener en cuenta la potencia máxima de a coche, que también es un limitante.

      Responder
    • discrepo: no se trata de hacer una gran carga entre cliente y cliente (eso por la noche).
      múltiples pequeñas paradas de pocos minutos recargando un pequeño porcentaje a lo largo de la jornada pueden sumar mucho (ejemplo; 10 paraditas de 5 minutos suman 50 minutos de recarga)

      Responder
        • NOOO!
          cada ciclo de carga es una carga del 100×100 o la suma de varias cargas q sumen 100
          ejemplo 10 veces q se cargue el 10×100 suponen un ciclo
          por eso múltiples pequeñas recargas no “penalizan”

          Responder
  2. Lo dije y lo mantengo, deberían tener todos los coches de todos los segmentos potencia mínima de 100-150 kW luego ya la marca que si quiere elevarlo.

    Luego la disponibilidad de puntos de recarga con potencias ultrapidas podrían aceptar a todos estos vehículos con tiempos de carga bastante asumible pero como siempre , no de manera habitual sino esporádica.

    El tema de los taxis debería tener baterías bastante fuertes para esas cargas rápidas.

    Responder
    • El problema es que si la batería es grande (en capacidad) es muy cara, y si es pequeña no acepta potencias de carga demasiado elevadas. Yo lo que si vería bien es que se ofrezca la carga inalámbrica como opción en todos los coches y el cliente decida, pero mejor (para los fabricantes) ponerla en un futuro y así venden coches 2 veces, ya que para aquellos que duermen en las calles podría ser una necesidad.

      Responder
  3. Ostras. Los conspiranoicos que decían que la wifi de 100 mW y la 5G era «peligrosa» (obviamente no lo es) y los que declaraban tener «Hipersensibilidad electromagnética» asegurando que eran capaces de sentir la wifi (luego, en pruebas de doble ciego, no acertaban una, pero bueno) ¿qué dirán de ponerse encima de 400kW?

    400kW es 4 millones de veces la potencia de una wifi.
    Seguro que de eso ni se quejan. Si no se lo contamos, no lo van a notar. ^_^’

    Responder
    • Desinformación marca Carlos Cancela, conocido hater de lo eléctrico de «el Confidencial».
      En Noruega se venden 55% BEVs, pero el parque es 20% BEVs.

      Por eso aun quedan taxis Prius. Según las previsiones, en Oslo, para finales del 2023 no quedará ni un taxi que no sea eléctrico.

      Por otra parte, Noruega tiene un fuerte impuesto de matriculación que incluye los gr/km CO2, por encima del 25% de IVA. Un V8 te puede salir al doble de precio que en otro país. Los hibridos tienen bajas cifras de homologación, por lo que Toyota mantiene aún algunas ventas. Y seguramente los últimos coches a combustión que se vendan en Noruega serán Híbridos. Lógico.

      Responder
  4. ¿Perdón?.
    Inalámbrica a 400 kW?.
    Que no es un cable, que es una antena e irradia con lóbulos secundarios, en múltiples direcciones, que aunque quede atenuada, la energía que irradia a ras de suelo puede ser peligrosa, para churrascar clavos en los peronés y tobillos.
    Ojo, ojo, ojo, con lo que jugáis.

    Responder
    • Si no recuerdo mal, son 400kW el transformador, pero no los puntos de carga, que se reparten la potencia.
      Y sobre todo, cada punto emitirá lo que pida el coche, si es un Kona 77kW, si es un Tesla, 250kW (si está solo) y durante un rato y el iPeace, creo que eran 150kW.

      Responder
      • ¿Y le parece poco una antena irradiando a 77 kW?.
        Un magnetrón de radar de los de horno microondas gasta unos 3 kW.
        O aquí hay gato encerrado, o habrá resonancias magnéticas gratis en Oslo en esos cargadores, y conductores quemados en el asiento del coche sin poder moverse, por los piercing, y los empastes metálicos.

        Responder
        • El propio coche hará de jaula de Faraday y evitará que la radiación electromagnética entre en el habitáculo, ¿no?

          Entiendo que el kit hará que la energía llegue a la bobina inducida y no se disperse. Si la eficiencia está en el 90-95%, no se perderá mucha energía, y la que se pierda no llegará a las personas ni mercancías del interior del coche.

          Responder
    • Justo, eso no lo veremos en los taxis de aquí ni en una década al ritmo que vamos, es decir que seguirán siendo de combustión ya que utilizar un cable parece inviable para ellos.

      Responder

Deja un comentario