Lucid Motors coge velocidad, fabricará 20.000 coches en 2022

Ayer se presentaron los resultados financieros de Lucid Motors del tercer trimestre, la primera vez que se hacen públicos. La compañía prevé producir el año que viene 20.000 berlinas Air en su fábrica de Casa Grande (Arizona, EEUU). A fecha del 30 de septiembre tenía 13.000 pedidos del Air, pero ya van más de 17.000 pedidos. En total, la facturación asociada a esos pedidos será de 1.300 millones de dólares, al cambio 1.146.255.500 euros. En caja tienen casi 4.800 millones de dólares.

Salvo que no haya atascos en la cadena logística -algo que sufren prácticamente todos los fabricantes- Lucid Motors confía en producir el año que el volumen previsto, que es relativamente modesto considerando que la fábrica se terminó de levantar en 2020. La producción del Air comenzó en septiembre y los primeros coches fueron entregados a clientes el 31 de octubre, hace apenas dos semanas.

Lucid Motors vive un momento muy dulce después de haber ganado el galardón Car of The Year 2022 de MotorTrend, una de los reconocimientos más potentes de la industria en Estados Unidos. También ha sido la primera vez que el primer coche de una marca nueva consigue ese logro. Compitió contra Honda Civic, Hyundai Elantra, Mercedes-Benz Clase S y EQS, Porsche Taycan y Toyota GR 86.

A diferencia de Rivian Automotive y Tesla Motors, Lucid no es una compañía tan sobrevalorada. Ahora mismo los títulos de Lucid valen casi 50 dólares y la capitalización de la compañía es de 76.450 millones de dólares, casi la mitad que Rivian (141.000 millones) y muy lejos de Tesla (1,042 billones). No obstante, Lucid se ha revalorizado un 85% desde que saliese a bolsa en julio.

Las primeras 520 unidades del Air corresponden a la versión inicial, Dream Edition, particularmente equipada y de alto precio, 169.000 dólares. También están comenzando las entregas de los Air de especificación inferior, con un precio 30.000 dólares más «económico». Desde luego en una comparativa técnica es igual o superior al Tesla Model S Plaid, mayor distancia deja respecto al EQS de Mercedes-Benz.

¿Son 20.000 unidades pocas o muchas? Sirva como referencia que en el ejercicio 2013 hubo 22.477 entregas por parte de Tesla cuando tenía un único elemento en su cartera de productos, el Model S, y del Model X se estaban aceptando reservas pero no hubo entregas. Así que, para un fabricante nuevo, con fábrica nueva, y con una tecnología bastante puntera, 20.000 unidades al año de coches tan caros es un buen comienzo.

Compártelo: