La planta de Volkswagen en Landaben (Navarra) también fabricará coches eléctricos

Martorell (Barcelona) finalmente no será la única factoría del Grupo Volkswagen en España que producirá coches eléctricos: la planta de Landaben (Navarra) también formará parte del proyecto a través del cual la compañía alemana quiere convertir nuestro país en el polo de fabricación de la «MEB Entry Family», su nueva gama de coches eléctricos de acceso.

Los integrantes de esta alineación se ubicarán en el segmento B (utilitarios) y se asentarán sobre la nueva plataforma MEB Small, una versión simplificada y abaratada de la plataforma MEB ya presente en los Audi Q4 e-tron, CUPRA Born, Skoda Enyaq iV y Volkswagen ID.3, entre otros. Solo tres marcas del conglomerado harán uso de esta arquitectura: CUPRA, Skoda y Volkswagen.

Ya en su momento se confirmó que Martorell se encargaría de producir algunos modelos de la «MEB Entry Family»; sin embargo, hasta el momento se desconocía el papel que jugaría en estos planes Landaben, que actualmente ensambla los superventas Polo y T-Cross, así como el recién llegado Taigo.

Inicialmente, estaba previsto que Martorell fuera la que llevara la voz cantante, pues el reparto de volúmenes inicial establecía que la factoría catalana se encargaría de producir unos 800.000 automóviles eléctricos anualmente, mientras que Landaben se quedaría en 300.000. Sin embargo, finalmente se ha decidido llevar a cabo un reparto más equitativo, si bien todavía se desconocen los volúmenes finales. En paralelo, se espera que en las próximas horas también se anuncie la ubicación de una planta de baterías que podría situarse en Cataluña o Extremadura.

España se encargará de producir los coches eléctricos de acceso de Volkswagen

El Grupo Volkswagen baraja dos posibles opciones para la factoría navarra: la adjudicación de los Volkswagen ID.1 (un hatchback similar al Polo) e ID.2 (un B-SUV similar al T-Cross), o en su defecto del ID.2 y del Skoda Elroq (un B-SUV derivado del propio ID.2). Aparentemente, la alternativa preferente ahora mismo sería la primera, pues permitiría a la planta continuar produciendo en exclusiva vehículos de la marca Volkswagen.

Martorell por su parte se encargará de fabricar la versión de producción del prototipo CUPRA UrbanRebel Concept, un hatchback deportivo llamado a sustituir al sempiterno SEAT Ibiza, además del modelo sobrante de Landaben (ya sea el ID.1 o el Elroq). Es posible que más adelante la planta barcelonesa reciba otros modelos eléctricos, si bien por el momento no hay nada confirmado.

Los CUPRA UrbanRebel, Skoda Elroq y Volkswagen ID.2 se lanzarán al mercado en 2025, mientras que el Volkswagen ID.1 se hará esperar hasta 2027. Las propuestas de Skoda y Volkswagen rondarán los 20.000 euros antes de ayudas, mientras que el modelo de CUPRA será algo más caro por su carácter aspiracional.

Fuente | Diario de Navarra

Relacionadas | Volkswagen empieza a aceptar reservas de ID. Buzz Cargo, la versión comercial

Compártelo: