Se acerca la era de la recarga ultrarrápida para motos eléctricas. Ola Electric invierte en Storedot

La empresa israelí Storedot se ha hecho conocida por el desarrollo de unas prometedoras baterías que serán compatibles con recargas ultrarrápidas capaces de acercar a los coches eléctricos al tiempo de repostaje de un modelo de combustión. Ahora el fabricante indio de motos eléctricas Ola Electric ha firmado un importante acuerdo para poder acceder a su tecnología.

De esta forma Ola Electric se une a los inversores de StoreDot entre lo que destacan Mercedes-Benz, BP, Samsung, TDK y el fabricante vietnamita VinFast. Una nomina de socios que han visto el potencial de la tecnología de esta compañía.

La nueva ronda de financiación se utilizará para avanzar en investigación y desarrollo, pero también para acelerar el incremento de la producción en masa de sus celdas XFC con ánodo de silicio dominante, que inicialmente serán capaces de recuperar 160 kilómetros de autonomía en menos de 5 minutos.

Con sede en Bangalore, India, Ola Electric está aumentando sus inversiones en I+D así como en tecnologías de baterías y nuevos sistemas de energía para sus motos eléctricas.

Pero la marca asiática también ha confirmado la puesta en marcha de un centro global de ingeniería avanzada y diseño de vehículos que se situará en el Reino Unido, desde donde trabajará en su futura gama de vehículos eléctricos, incluidos vehículos de dos y cuatro ruedas, y que esperan se beneficien de la tecnología de baterías de Storedot.

Una tecnología que tiene a Europa en el punto de mira, a donde la marca india ha indicado tiene planes de expandirse con sus productos de bajo coste.

Gigafábrica de Ola en la India

Gracias a esta tecnología de baterías de Storedot, los clientes de los modelos de Ola podrán recuperar la carga de sus baterías en pocos minutos. Una cuestión clave para aquellos que no tienen posibilidad de cargar en sus viviendas y dependan de la infraestructura pública para sus movimientos diarios.

Y es que si cargar la batería de un coche eléctrico para recorrer 160 km necesitará 5 minutos, trasladar esto a una pequeña moto eléctrica puede dar tiempos de carga similares al repostaje de un modelo gasolina. Un aspecto que se sumará al bajo coste de los productos de Ola que está levantando la fábrica de motos eléctricas más grande del planeta con una capacidad de 2 millones de unidades al año en 2022, cifra que seguirán aumentando hasta llegar a las 10 millones de unidades a medio plazo.

Fuente | Ola Electric

Compártelo: