Nimbus presenta una nueva propuesta de micromovilidad urbana entre el scooter y el microcoche

Para todos aquellos que se han rendido a las nuevas propuestas de micromovilidad urbana como el patinete, el ciclomotor o la motocicleta eléctrica, pero que echan de menos la comodidad de un coche, la compañía Nimbus les quiere proponer una alternativa que combina la agilidad y precio de una motocicleta con la seguridad y el confort de un coche.

La start-up basada en Michigan ha presentado su prototipo Nimbus One para circular ágilmente por el entorno urbano sin renunciar a las comodidad. El Nimbus One es un pequeño vehículo de tres ruedas con unas medidas de 230 cm de largo por 80 cm de ancho y cerrado que lo hacen ideal para avanzar por las congestionadas calles de la gran ciudad.

Con un tamaño casi la mitad de pequeño que los compactos Citroën Ami o Renault Twizy, aún reserva un espacio detrás del conductor para un segundo pasajero o una pequeña carga como la compra e incluye los puntos de anclaje ISOFIX para un asiento de bebé y airbag para el conductor.

Sus medidas lo hacen más compacto que el Citroën Ami y el Renault Twizy

Su manejo será sencillo y divertido

Su conducción se asemejará a la de un scooter, pero para los usuarios que no están acostumbrados al uso de la moto y su inclinación, Nimbus ha patentado un sistema que se encarga de gestionar el giro para que sea seguro y centrado en todo momento.

En Estados Unidos el Nimbus One está clasificado como ciclomotor, lo que significa que no debe pasar por los más estrictos procesos de certificación de los coches. Además para conducirlo no es necesario el carnet de moto ni usar casco. Cualquier persona con el carnet de conducir de coche puede usar el vehículo.

La velocidad que puede alcanzar es de 80 km/h, su batería de 9 kWh le provee una autonomía de 150 km y una aceleración de 0-50 km/h de 3 segundos. La recarga doméstica puede llevar unas 3 horas y con un cargador de nivel 2 unas 1,2 horas. Las baterías son extraíbles y se pueden cargar en casa.

Nimbus combina la agilidad de un scooter y el confort de un coche

El interior del Nimbus One incluye pantalla, altavoces bluetooth, ventanas eléctricas, cargador rápido de teléfono, calefacción y aire acondicionado opcional. También incluye sensores de entorno para evitar colisiones y actualizaciones OTA.

Su ascendencia scooter no evita que dentro tenga todas las comodidades de un microcoche

El pasado fin de semana comenzaron a aceptar las reservas con un pago inicial de 100 dólares. El vehículo en sí se podrá adquirir por 9.980 dólares o a través de un renting de 200 dólares mensuales. Las primeras entregas se realizarán en el tercer trimestre de 2023 y será escalonado ciudad por ciudad para poder tener un servicio postventa adecuado.

Sus planes de crecimiento incluyen además de la venta directa, el acuerdo con diversos operadores de micromovilidad compartida y empresas de reparto de compras y comestibles. Toda la información del vehículo como seguros de puertas, elevalunas eléctricos, altavoces, dirección, frenado y velocidad del vehículo son gestionados a través de una unidad de control y sus datos son fácilmente accesibles a través de una API. Esto haría muy sencillo integrarlos en un programa de terceros de vehículos compartidos.

Para su producción, Nimbus deberá antes hacer una ronda de inversores para conseguir 20 millones de dólares en capital y otros 10 millones en deuda. Ya cerró una ronda inicial en agosto pasado de 4,7 millones y espera que los inversores de esa ronda siguen apoyando el proyecto.

Fuente TechCrunch

Imágenes Nimbus

Compártelo: