Todos quieren recarga inalámbrica para coches eléctricos, pero sigue sin llegar

Una de las prestaciones más apreciadas en los nuevos teléfonos móviles es la capacidad de recargar sin cables, solo hay que colocarlos encima de un cargador inductivo. En cuanto a coches eléctricos, sigue siendo una promesa que no ha llegado, pero que resulta mayoritariamente deseable. WiTricity, empresa que busca conseguir la recarga inalámbrica «universal», encargó un estudio al respecto.

La empresa Qualtrics hizo 1.053 encuestas a adultos en Estados Unidos, con y sin coches eléctricos (pero con intención de comprar uno), para conocer el grado de deseabilidad de esta funcionalidad. Pues bien, el 96% que no tiene todavía su coche eléctrico considera que es una tecnología atractiva o sumamente atractiva, mismo porcentaje que los que ya tienen el suyo.

Preguntados por los motivos por los que prefieren recarga inalámbrica frente a enchufar cables, el simple hecho de no tener que hacerlo es uno de los más importantes. En segundo plano está el contar con la tecnología más puntera disponible, no tener que dilucidar cuál es el enchufe correcto para el vehículo, cuestiones de accesibilidad, perder menos tiempo, no tener que recordar que hay que desenchufar… hasta el menos importante, evitar distracciones en el proceso de recarga.

Nivel de atractivo de la recarga inalámbrica y motivos a favor – Fuente: Qualtrics para WiTricity

Obviamente, los resultados cambian un poco por grupos de edad, prefiriendo los jóvenes tener mejor tecnología, y los más veteranos aluden más a cuestiones de comodidad. Pero sin duda otra de las conclusiones interesantes del estudio es que la recarga inalámbrica se percibe como algo más importante que los sistemas de conducción autónoma o asistida que tanto dinero está costando desarrollar (y que van a ser caros durante años).

Según los encuestados, lo más interesante en un coche eléctrico es tener una gran autonomía y capacidad de recargar rápidamente, estando en tercer puesto la posibilidad de recarga inalámbrica. Quedan por detrás las prestaciones y rendimiento, tener un interior diferenciado, un exterior atractivo, aparcamiento automático, sistema de sonido de alta fidelidad o… conducción asistida. No hay grandes diferencias entre usuarios de coches eléctricos y aspirantes a adquirirlos.

Tampoco sorprende mucho que la ubicación predilecta para los cargadores inalámbricos sea en casa, donde se van a realizar la mayoría de las recargas. Hay varios motivos detrás: evitar los olvidos al recargar, no tener que manipular los cables, poder salir por la puerta directamente cuando hay prisa, etc. Y fuera de casa se nos ocurren pocas cosas más cómodas que aparcar en un sitio y que empiece la recarga sin hacer nada, todo automático, pago incluido.

Interés en características de coches eléctricos – Fuente: Qualtrics para WiTricity

Dicho esto, todavía no es una realidad comercial esto de la recarga inalámbrica. En un reciente artículo vimos el estado de la técnica tras años de experimentos y pruebas piloto. Los primeros coches con recarga inalámbrica estarán este año, siendo un extra para el coche el receptor de energía. La solución de WiTricity es especialmente interesante porque es tan eficiente como usar un cable -dicen- al utilizar resonancia magnética.

Igual los fabricantes deberían destinar más recursos a la recarga inalámbrica que a costosas prestaciones Premium que los clientes en realidad no necesitan -aunque esté bien tenerlas- y pensar más en funcionalidades para el día a día desde un punto de vista más pragmático. Si ya es interesante el sistema Plug&Charge, que simplifica al máximo el proceso de identificación, tarificación y pago, lo sería a ún más si no hay que usar ningún cable.

De todas formas, como siempre, hay que tomar las conclusiones del estudio de forma orientativa, ya que lo ha encargado una parte interesada. Son bastante verosímiles, eso sí, y seguramente una investigación totalmente independiente no sacará resultados muy diferentes. La muestra estadística es pequeña (1.053 individuos y en un país concreto), pero como mínimo resulta significativa.

Enlace | WiTricity

Compártelo: