Volkswagen, Audi y Cupra aumentan su producción de coches eléctricos al recuperarse la cadena de suministro

A pesar del impacto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, los fabricantes están comenzando a ver el final del túnel a una reducción de su ritmo de producción de coches. Esta semana Volkswagen ha confirmado la recuperación del tercer turno en la planta de Zwickau de donde también salen los coches eléctricos MEB de Volkswagen, Audi y Cupra.

La recuperación parcial de la cadena de suministro está permitiendo que la planta alemana haya podido recuperar un turno, y alcanzar las 1.300 unidades diarias, después de que el impacto de la guerra haya provocado un descenso hasta las 900 unidades diarias.

Esto permitirá a Volkswagen, Audi y Cupra poder recuperar el ritmo de entregas y aliviar algo las largas listas de espera para sus modelos eléctricos de la plataforma MEB.

Una instalación de donde salen modelos como el Volkswagen ID.3, ID.4 y el nuevo ID.5, así como sus hermanos el Audi Q4 e-tron, el Audi Q4 Sportback e-tron y el Cupra Born.

Una recuperación de producción que se suma a la puesta en marcha de la planta de Emden, de donde salen también unidades del ID.4, mientras que la ID.Buzz así como las E-Crafter y la ID California saldrán de la planta de Hanover.

Una buena noticia que permitirá a los interesados en alguno de los modelos del grupo poder afrontar una espera algo más corta, pero que también puede tener como consecuencia positiva la vuelta a la ampliación de las versiones disponibles.

Y es que por ejemplo, el ID.3 solo tiene una alternativa, el ID.3 Life, con su batería de 58 kWh. No hay opción de acceder a la de 77 kWh y que se puede aplicar al Cubra Born con exactamente la misma configuración. Algo que se extiende pero justo al revés para el ID.4, que solo tiene como versión a elegir la Pro, con batería de 77 kW.

Compártelo: