Porsche sale con éxito a bolsa y pavimenta su proyecto de electrificación

Se llevaba mucho tiempo hablando de la salida a bolsa de la marca Porsche. Una de las más reconocibles y valiosas del planeta que el Grupo Volkswagen ha lanzado a la cotización para lograr ingresos de cara a su transformación para le era del coche eléctrico. Una operación que llegaba en un momento turbulento en lo económico, que se ha completado con una nota muy alta.

Con unos ingresos estimados de entre 9.400 y 10.100 millones de euros para Volkswagen, la de Porche es la oferta pública inicial más grande de Alemania desde la de Telekom en 1996.

Una salida a bolsa que ha supuesto dotar a la marca de Stuttgart de un valor bursátil de unos 76.500 millones de euros. Algo que le permite superar por ejemplo la valoración de Mercedes-Benz, 58.000 millones de euros, también la de BMW, con 47.000 millones de euros, y muy cerca de los 86.000 millones de Volkswagen.

Y es que había ciertos temores a que la situación económica actual, con una bolsa de Fráncfort que ha visto caer su índice Dax un 25% este año, hacían sobrevolar algunas nubes negras en esta gran esperanza del grupo alemán para captar el dinero suficiente para financiar su estrategia de electrificación y digitalización.

Expertos como el gestor Thomas Altmann, de la consultora QC Partners, ha otorgado un sobresaliente a las cifras de la oferta de acciones realizada por Porsche, principalmente por realizarse en un momento tan complicado desde el punto de vista socio-económico.

La bala de plata Porsche

Así será el nuevo Porsche Macan eléctrico que llegará en 2023

Para el analista de Bloomberg, Bankhaus Metzler, esta salida a bolsa es una bala de plata. Sacar a la perla del grupo alemán, y la que más éxito está teniendo en su transformación a un futuro eléctrico que parece acelerarse en Stuttgart, es una estrategia arriesgada que busca aumentar la capacidad de producción y la oferta de la marca para no dejar escapar a sus rivales.

El movimiento trataría de replicar el acertado proceso de salida bolsa de Ferrari. En su momento, el conglomerado automotriz Fiat-Chrysler y ahora Stellantis, se escindió de Ferrari en 2015. Gracias a este movimiento las acciones crecieron un 282% en bolsa desde su debut bursátil.

La salida a bolsa de Porsche trataría de aprovechar el heritage histórico de la marca de Stuttgart y su sex appeal de cara a los inversores, ahora que el Taycan ha situado a los alemanes en una buena posición con un producto atractivo de alto retorno de imagen, pero regado con un incremento en capacidad de producción y número de modelos a la venta, que les permita frenar a sus rivales y al mismo tiempo sacar el máximo partido a una transformación irreversible.

Compártelo: