¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Comienzan las ventas del nuevo BYD Dolphin en China, donde costará 15.700 euros

Los chinos están de enhorabuena ya que desde hoy tienen a su disposición otra propuesta más dentro del sector del coche eléctrico. Se trata de la nueva versión del BYD Dolphin, que además se coloca dentro de los segmentos de acceso en cuanto a precio. Una propuesta que llegará a Europa, y que ha comenzado su vida comercial con un precio bastante competitivo.

Como recordamos, el BYD Dolphin llega a su segunda generación y lo hace de la mano de una configuración que contará con hasta dos medidas, una de acceso de 4.07 metros de largo, y otra más larga de 4.13 metros. cifras que podemos comparar con algunos de sus rivales como el Dacia Sandero (4,10 metros de largo), el Skoda Fabia (4,11 metros de largo) y el Renault ZOE (4,09 metros de largo).

Este está asentado bajo la nueva «e-platform 3.0» de BYD. Esto significa que emplea unas baterías Blade con un diseño libre de módulos y celdas LFP (litio-ferrofosfato), una química que, si bien no destaca por tener una elevada densidad energética, se caracteriza por su longevidad y su bajo coste.

La potencia del motor dependerá de la versión, con una de acceso dotado de un motor de 70 kW (94 CV) y una segunda de 130 kW (177 CV) que le impulsan hasta los 100 km/h en apenas 7.5 segundos. Cuenta de serie con carga rápida, que le permite pasar del 20 al 80% en 30 minutos, con una potencia máxima de 60 kW.

La batería en este caso llega a los 44,9 kWh útiles, que le proporcionan entre 401 km de autonomía CLTP para la versión más potente, o 420 kilómetros para la de acceso.

Una propuesta con un gran trabajo en el apartado del diseño, que da como resultado un compacto estilizado y con un gusto muy europeo. Y es que este modelo ha sido obra del el diseñador jefe de BYD, el alemán Wolfgang Egger, que ha estado en SEAT, Audi, Lancia, Alfa Romeo…

El BYD Dolphin está disponible en cuatro configuraciones de color, y otras tres de bicolor, mientras que en el interior nos encontramos con un volante multifunción de base plana, un panel de instrumentos LCD completo de 5 pulgadas y una pantalla de control central flotante de 12,8 pulgadas. La consola central tiene dos portavasos.

Además, entre el equipamiento destacan elementos como control de la presión de los neumáticos en tiempo real, calefacción en el asiento delantero, un asiento del pasajero ajustable electrónicamente en 4 direcciones, asiento del conductor ajustable electrónicamente en 6 direcciones, un apoyabrazos central trasero con portavasos, radar de estacionamiento delantero, retrovisores exteriores eléctricos…

En cuanto a los precios, en China el Dolphin arranca en los 15.700 euros para la versión más económica, hasta los 18.500 euros de la más costosa. Unos precios que se han visto afectados por el incremento de los costes, pero que se mantienen en cifras competitivas si tenemos en cuenta lo que nos ofrece a cambio.

Queda ahora por saber qué versión llegará a Europa, todo hace indicar que la más costosa, y también qué precio tendrá en nuestro mercado. 

Una BYD que recordamos, está en plena fase de búsqueda de hasta dos emplazamientos para levantar sendas fábricas en suelo europeo, lo que les permitiría reducir plazos de entrega, y sobre todo reducir costes logísticos y arancelarios, lo que sería un golpe definitivo para poder poner a la venta en nuestro mercado sus modelos más competitivos a precios más bajos.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame