¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Así podrían afectar a Europa los nuevos aranceles en EE.UU. a los coches eléctricos chinos, advierten desde el gobierno italiano

A vueltas otra vez con los aranceles a los coches eléctricos procedentes de China. Mientras que aquí seguimos esperando a un movimiento por parte de la Unión Europea como resultado de la investigación sobre posible competencia desleal de los fabricantes del gigante asiático, en Estados Unidos a Joe Biden no le ha temblado el pulso y ha instaurado una agresiva política en este sentido.

Desde que la UE inició su investigación el año pasado, no se han dejado de escuchar voces tanto a favor como en contra de unos nuevos aranceles, que podrían ser del 30% contra los coches eléctricos chinos según las últimas informaciones.

Por un lado, actores como Stellantis, el ACE Auto Club Europa o incluso el gobierno alemán se muestran en contra de estos aranceles. «Llevamos años quejándonos de los elevados precios de compra de los coches eléctricos. Ahora los vehículos eléctricos asequibles podrían llegar al mercado a través de proveedores extranjeros, y la Comisión Europea planea mantener los precios artificialmente altos. Esa es la manera equivocada», advirtió Stefan Heimlich, del ACE.

Las marcas chinas ya trabajan por aplacar cualquier arancel en Europa fabricando en nuestro territorio.

«No queremos cerrar el mercado, queremos competir», dijo al respecto el ministro federal de Transportes de Alemania, Volker Wissing. Y es que tras el nuevo arancel del 102% a los coches eléctricos chinos en Norteamérica, China podría responder con nuevos tipos impositivos a las marcas Premium y coches con motores grandes occidentales. Marcas como Porsche, BMW, Mercedes, así como Toyota o Lexus, podrían verse afectadas.

Italia se posiciona del lado de Estados Unidos

El último en saltar a la palestra ha sido el ministro de Industria italiano, Adolfo Urso, protagonista reciente también por su particular cruzada contra Stellantis y su CEO, Carlos Tavares. Ambos tienen posiciones encontradas respecto a los fabricantes chinos. En el caso de Urso, pidió que Europa siga el ejemplo de Estados Unidos, en aras de proteger su industria comunitaria.

El ministro italiano aseguró que los nuevos aranceles de Estados Unidos podrían generar un efecto dominó que pueda afectar a la Unión Europea: y es que ante el ‘muro’ impuesto por Joe Biden, los fabricantes chinos podrían dirigir entonces sus exportaciones hacia Europa, perjudicando así, según Adolfo Urso, a la industria del bloque.

Los fabricantes chinos tienen un plan por si Europa activa los aranceles

«Es inevitable aplicar aranceles mucho más altos a los productos chinos si no queremos que la industria europea sea eliminada», aseguró Urso, quien pidió una política industrial más fuerte de la Unión Europea a medida que nos acercamos a las próximas elecciones al Parlamento Europeo, que tendrán lugar de forma inminente, el domingo 9 de junio.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame