¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Los fabricantes chinos tienen un plan por si Europa activa los aranceles

La UE está en plenas deliberaciones para ver si ponen en marcha una serie de aranceles a los coches que llegan desde China. Una medida proteccionista que busca castigar las presuntas ayudas ilegales que el gobierno de Pekín habría dado a sus marcas. Pero los grupos del gigante asiático ya están moviéndose para sortear estos muros, y lo hacen de diferentes maneras.

Algunos como BYD se han lanzado a una expansión que incluye levantar fábricas propias fuera de sus fronteras, en lugares como Brasil, pero también Europa, con una planta que se situará en Hungría, y una segunda que los rumores localizan en España.

Otros como Chery también están siguiendo esta ruta, con la adquisición de la fábrica de Nissan en Barcelona, que pasará a ensamblar coches, para luego fabricarlos.

Pero hay una segunda opción, y es la que ha confirmado que está trabajando Magna. La planta del gigante en Austria está en conversaciones con varios grupos chinos para producir sus vehículos en sus instalaciones.

Así lo ha confirmado Roland Prettner, presidente de Magna Steyr, que ha indicado que en los últimos 12 meses han estado en conversaciones con varios fabricantes chinos que están interesados en relocalizar parte de su producción de coches en Europa, y que quieren hacerse un hueco en las líneas de producción de la planta austríaca.

De momento no se sabe quienes son los interesados en comenzar a fabricar coches en Europa, pero entre los candidatos están grupos como SAIC, que está expandiendo sus ventas en nuestro mercado tanto de la mano de marcas como MG, que está creciendo de forma constante, como con el lanzamiento de nuevas denominaciones, como IM, que llegarán en breve a nuestro mercado.

Great Wall es otro de los candidatos. Un gigante que lleva unos años intentando su implantación en nuestro mercado con marcas como ORA, y que quiere dar un paso adelante con una propuesta más competitiva en lo económico.

Pero la que mayores posibilidades tiene es el grupo BAIC. Uno de los mayores fabricantes de China, que recientemente ha iniciado las ventas en Europa, usando como base logística el puerto exterior de Ferrol, y donde hemos podido ver en persona sus primeras propuestas.

Una BAIC que ya trabaja con Magna en China, en una empresa conjunta que ha levantado una fábrica situada en la localidad de Zhenjiang, que se encarga de producir los coches de la marca Arcfox, que son los que han iniciado sus ventas en Europa. 

Con una producción europea, BAIC podría reducir los largos periplos que tienen que pasar sus coches desde la fábrica China, principalmente por culpa de las tensiones en el Mar Rojo, que les obliga a dar grandes y costosos rodeos, que con una fábrica en Europa se ahorrarían, acelerando también los plazos de entrega, y ganando algo de prestigio con una producción europea.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame