¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El Porsche Macan es uno de los coches eléctricos que más rápido cargan del mercado. ¿Cómo lo consigue?

El nuevo Porsche Macan de segunda generación ha sido el encargado de estrenar la plataforma PPE del Grupo Volkswagen. Una arquitectura que, tras un largo y accidentado desarrollo, también servirá como base para el Audi Q6 e-tron, así como para los futuros A6 e-tron y Cayenne, previstos para 2025 y 2026 respectivamente.

Al igual que ocurrió en su momento con el Taycan, uno de los aspectos en los que más ha trabajado Porsche es en la experiencia de carga. El Macan cuenta con un sistema eléctrico de 800 voltios y anuncia un pico de 270 kW de potencia en corriente continua, lo que le permite pasar del 10 al 80% en apenas 21 minutos, siendo por lo tanto uno de los coches eléctricos que más rápido cargan del mercado.

«Una mayor tensión aumenta el rendimiento de la carga, reduce las pérdidas de energía y el peso del vehículo», explica Tomas Gajdos, director de proyecto de la plataforma PPE para la gama Macan. Sin embargo, la arquitectura de 800 voltios no es el único avance implementado por Porsche para mejorar la eficiencia del proceso.

La firma de Stuttgart destaca la sofisticación de su sistema de gestión, que regula la temperatura del pack para aumentar su potencia y vida útil. El circuito aporta refrigeración cuando se requiere, y para los meses fríos la batería cuenta con unos calentadores de alto voltaje integrados. «Esto hace que se mantenga dentro de un rango óptimo, ya sea durante la marcha o en la carga rápida».

Porsche Macan

El Porsche Macan eléctrico incorpora la novedosa tecnología «bank charging»

El Porsche Charging Planner, que se integra en el navegador, tiene en cuenta el perfil de la ruta, el consumo y las características de los puntos de carga a lo largo del recorrido para aclimatar la temperatura de la batería antes de la carga. Tampoco podemos dejar de mencionar el modo Battery Care que limita el nivel de carga al 80% para incrementar la longevidad del pack. La app My Porsche permite controlar el proceso de forma remota; por ejemplo, se puede programar para aprovechar las horas valle de la tarifa eléctrica.

Otra novedad es la Integrated Power Box patentada, la cual integra el cargador de corriente alterna, el calentador de alto voltaje y el transformador CC/CC de 12 voltios. Se trata de un elemento compacto y ligero (19 kg) que cabe bajo los asientos traseros, justo encima de la batería. «Este conjunto optimiza la distribución de peso del vehículo. Y ofrece más espacio en la parte delantera para un maletero frontal adicional bajo el capó».

La tecnología «bank charging» por su parte divide el pack de 800 voltios en dos de 400 voltios cuando el coche se conecta a estaciones de este último tipo, reduciendo con ello los tiempos de carga. La potencia máxima es de 135 kW en este caso. Esto garantiza que el Macan sea compatible con todos los puntos de carga.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame