¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Renault no apostará por la conducción autónoma en sus automóviles, pero sí en el transporte público

La euforia que rodeaba a la industria del coche autónomo a finales de la década pasada se ha ido desvaneciendo en los últimos años. La tecnología está avanzando de forma mucho más lenta de lo previsto, motivo por el que la mayoría de fabricantes han enfriado sus expectativas. Un buen ejemplo de ello son Ford y Volkswagen, que han llegado incluso a disolver su empresa conjunta de conducción autónoma, Argo AI.

Sin embargo, no todos los actores han seguido esta dirección. Tanto General Motors como Google continúan avanzando en este campo a través de Cruise y Waymo; por otro lado, Tesla tiene previsto presentar el próximo mes de agosto su nuevo robotaxi Cybercab, con el que pretende establecer un servicio de carsharing autónomo.

El Grupo Renault también está presente en este sector y tiene previsto ofrecer sistemas de nivel 4 especialmente pensados para el transporte público, un nicho donde considera que esta tecnología tiene un enorme potencial, puesto que los elevados gastos tecnológicos se compensan gracias a la automatización del servicio.

Por contra, la firma del rombo considera que los actuales asistentes de nivel 2+ satisfacen las necesidades del grueso de los conductores de turismos. Por el momento pasar al nivel 3 no es una prioridad, ya que la diferencia de complejidad entre ambos es muy grande. Por lo tanto, Renault se mantendrá fiel al nivel 2+ en su gama de automóviles debido a que su coste es mucho más asumible.

Renault

El Grupo Renault anuncia su asociación con WeRide

Renault ha establecido una asociación con la empresa china WeRide (en la que la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi invirtió en el año 2018) para el despliegue a gran escala de minibuses eléctricos con un nivel 4 de autonomía. Esta aplicación resulta idónea, puesto que este tipo de vehículos realizan rutas definidas.

Los minibuses autónomos utilizarán una plataforma eléctrica de origen Renault concebida para vehículos comerciales (aunque inicialmente partirán de la Master E-TECH, más adelante tomarán como base la arquitectura definida por software del proyecto FlexEVan), así como la tecnología de conducción autónoma de WeRide, que cuenta con los permisos necesarios para testar sus vehículos en regiones como Singapur, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos o China.

«El Grupo Renault está avanzando en la implementación de su estrategia para los vehículos autónomos. Así, gracias a nuestros experimentos y a nuestros socios, los mejores en sus campos, podremos, mucho antes del final de esta década, ofrecer una gama muy relevante de minibuses autónomos y con bajas emisiones», explica Gilles Le Borgne, CTO del Grupo Renault. La primera demostración de esta tecnología tendrá lugar próximamente en el torneo de tenis Roland-Garros, donde se ofrecerá un servicio experimental que conectará el aparcamiento con el estadio.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame