La bajada del precio del petróleo si está afectando a los coches eléctricos. Ahora son más baratos

Nissan-dealers-selling-the-Nissan-LEAF

En Estados Unidos se está produciendo una interesante situación. A pesar de la importante bajada de los precios de los carburantes, las ventas de coches eléctricos se han mantenido en una buena dinámica con un crecimiento del 35% en 2014.

Las razones son varias. La primera es la llegada de nueva oferta. Un efecto que logra atraer nuevo público gracias a propuestas como las de BMW, Mercedes o KIA, que se suman a las ya presentes de Nissan, Chevrolet o Tesla. Pero hay otra razón para el mantenimiento de las ventas e incluso su crecimiento a pesar del precio de los carburantes.

 

comparativa-coches-electricos-mundo-real

Los fabricantes han lanzado ofertas en los concesionarios que han permitido bajar el precio de los coches de forma importante. La media de estas promociones el pasado año ha estado en los 4.159 dólares, que podemos comparar con los 2.791 dólares que promedian los modelos con motor de combustión.

Un ejemplo es el Ford Focus. El eléctrico de Ford ha contado con un precio medio en las concesiones de 25.168 dólares, que representan un 16% menos del precio de venta público oficial.

Ford-Focus-2

Con estos incentivos de los concesionarios, sumados a las ayudas públicas del gobierno central, está permitiendo a los norteamericanos hacer unas cuentas que les animan a seguir acercándose cada día en mayor números a los concesionarios a la búsqueda de un coche eléctrico.

Esto significa que incluso con las gasolinas a unos precios históricamente bajos, 2 dólares el galón que son unos 44 céntimos de euro el litro, un coche eléctrico sigue siendo más económico a nivel operativo. Con una tarifa media de 12 céntimos de dólar el kWh, se necesitan 550 dólares para moverse un año o 24.000 kilómetros con un Nissan LEAF. Por su parte un Nissan Sentra gasolina costará en torno a los 1.816 dólares.

nissan_leaf_Ultra_Ever_Dry

Por supuesto hay variables. Por ejemplo los miles de casos de propietarios que afrontan la inversión para instalar un sistema de recarga solar para sus viviendas, o los propietarios del Tesla Model S, con una red gratuita de supercargadores a su disposición las 24 horas del día.

Por lo tanto la conclusión es que a pesar de que muchos ven en la bajada del precio del petróleo el final del coche eléctrico, esto no será más que una etapa en el largo camino de la tecnología para convertirse en la dominante del mercado.

Vía | Fox News


Tagged

Energias renovables

3 Comment responses

  1. Avatar
    January 25, 2015

    Es evidente que los coches eléctricos no son tan caros como nos quieren hacer creer, pero eso mismo pasa con casi todas las tecnologías nuevas, hasta que aparece nueva competencia en el mercado.

    Reply

    • Avatar
      January 25, 2015

      +1

      Y añado que tienen montada una burbuja bastante guapa con el tema del precio de la batería, parece que de los 30.000€ de un coche el 75% sea por “culpa” de la batería… ya veremos como hacen cuando las baterías bajan por debajo de un 50% de su coste o simplemente se llegue a una autonomía que todos consideremos aceptable con lo cual nadie pague por tener mayor batería…. seguro que los coches siguen a 30.000€ y entonces ya no tienen con qué justificarlo…. pero antes que eso tendrán que bajar precio si quieren vender, esta crisis que se inventaron para hacernos vivir con austeridad mientras ellos ganan más que nunca les va a pasar factura sí o sí.

      Reply

  2. Avatar
    January 26, 2015

    Es muy probable que el coche eléctrico de termine imponiendo, y hasta sería deseable que pasase por diversos motivos, sin embargo el precio del carburante, la competencia, la tecnología disponible… condicionarán la velocidad a la que pueda hacerlo.

    Reply

Leave a comment