¿Por qué las aseguradoras todavía no valoran la seguridad de los asistentes a la conducción como Autopilot?

Wallbox

En Estados Unidos está comenzando un intenso debate sobre el impacto en la carretera de los nuevos sistemas de ayuda a la conducción. Elementos como los avisos de colisión o la frenada de emergencia, que según las estadísticas reducen de forma importante la siniestralidad. Pero es algo que no se está notando en un descenso de las primas de los seguros para estos vehículos.

El principal problema parece estar en los datos confusos que hay en una tecnología relativamente reciente. Por ejemplo, la gran referencia en este sector es el Autopilot de Tesla. Un sistema que lleva ya unos años en el mercado, y que ha pasado por momentos muy duros como la muerte de un usuario cuando circulaba con el sistema conectado. Estos datos también indican que los propietarios del Tesla Model S con tracción trasera realizaban un 46% más partes que la media de su segmento. Algo que poco o nada tiene que ver con las ayudas a la conducción.

Y es que si echamos un vistazo a las estadísticas globales, no hay lugar a dudas de que la seguridad se incrementa de forma importante cuando un vehículo cuenta con algún sistema. Por ejemplo, el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS) ha indicado que un vehículo dotado de un aviso de colisión frontal contaban con un 27% menos posibilidades de tener un accidente, y hasta un 50% menos si se añadía también el sistema de frenada de emergencia automático.

Según el informe del IIHS, si todos los coches del mercado contasen con esta tecnología en 2014, se habrían evitado 1 millón de accidentes y 400.000 heridos. Y esto se traduce en dinero, mucho dinero para las aseguradoras.

A pesar de esto, desde la agencia americana se indica que estos beneficios no se están notando en los precios de los seguros. Algo que se achaca a la ausencia de datos.

Cada marca se guarda sus propias estadísticas e información. Unos datos que se han convertido en oro puro para las marcas, pero cuyo secretismo está precisamente evitando que sus beneficios más allá del impacto en la reducción de accidentes, se traduzca también en un menor coste para los seguros.

Eso a pesar de datos como el proporcionado en su momento por Elon Musk, que ha indicado que la segunda generación de Autopilot podría reducir los accidentes en un 90%. Una cifra realmente impresionante, pero que de momento no ha supuesto menores costes para los propietarios de un Model S o X.

Relacionadas

Vía | C&D

 



Energias renovables

10 Comment responses

  1. Avatar
    October 13, 2017

    Sin datos no se pueden construir modelos de probabilidad.. y sin modelos de probabilidad no se puede predecir la siniestralidad (una de las principales variables a tener en cuenta en la tarificación del seguro).

    Reply

  2. Avatar
    October 13, 2017

    sino me equivoco a través de tesla se puede contratar seguro.

    Reply

  3. Avatar
    October 13, 2017

    Las aseguradoras no son tontas, solo hay que echar un vistazo a youtube para ver que el autopilot falla mas que una escopeta de feria, lo primero que deberian hacer es cambiarle el nombre porque de autopilot no tiene nada, pero claro, a los ricachones hay que venderles la moto.

    Reply

  4. Avatar
    October 13, 2017

    Qué le pregunten al señor que se comió el camión a ver que le parece el autopilot.

    Reply

    • Avatar
      October 14, 2017

      O al que debido a un desvío por obras se comió la mediana de hormigón de la autopista… También hay que decir que burros hay en todos lados.

      Reply

    • Avatar
      October 14, 2017

      Mejor que se lo pregunten a los familiares de los cinco muertos aplastados esta misma semana en la A-7 por un camionero que había consumido cocaína y conducía con exceso de velocidad y distraído con el móvil.
      El autopilot no consume drogas, respeta los límites de velocidad y no se distrae con el móvil. Si apreciamos nuestra seguridad, tiene todo el sentido del mundo tratar de extender el autopilot lo más rápido posible.

      Reply

    • Avatar
      October 14, 2017

      Quien conducía en ese momento? El coche.
      Quien debía, según lo que indica Tesla, conducir? El conductor.
      Que hacía el conductor? Ver una película.
      No hay más preguntas.

      Reply

      • Avatar
        October 14, 2017

        Según tu lógica deberían vender armas en los supermercados no?, la gente es responsable y sabrá cómo usarlas, es la mentalidad americana, la cual ha demostrado muchas veces que es un desastre.

        Reply

  5. Avatar
    October 13, 2017

    ¿Que tiene que ver esto con los coches eléctricos?

    Reply

    • Avatar
      October 14, 2017

      Especificamente, nada.
      Pero como Tesla monta el Autopilot, pues la metemos 😀

      Reply

Leave a comment