Noruega se prepara para cambios en su sistema de ayudas al coche eléctrico

Noruega se prepara para el final de su sistema de ayudas al coche eléctrico


Oslo electric cars

Advertisement Advertisement

El ejemplo de Noruega va tan avanzado, que nos puede servir de ejemplo de como incentivar las ventas de una forma rápida, y también como afrontar la transición una vez la implantación de estos vehículos esté completada.

La primera parte la forman ayudas suculentas a la compra, en este caso con un sistema que elimina el IVA de la compra. Algo tan sencillo que provoca que el coste del coche no sólo se coloque a la altura de sus competidores con motor de combustión, sino que incluso lo mejore.

tesla model s taxi oslo

Además de esto se han puesto en marcha otros incentivos, como poder moverse por los carrilles bus, muy interesante en ciudades tan congestionadas como Oslo, aparcamiento gratuito en el centro, recargas gratuitas, impuestos municipales gratuitos…etc.

La idea del gobierno de Noruega era lograr alcanzar los 50.000 coches eléctricos para 2017. Pero el objetivo se ha cumplido casi dos años antes, lo que ha llevado al gobierno a comenzar la transición hacía el final de estas ayudas.

Según la prenta norguega, el ejecutivo está en conversaciones para el cambio en el modelo de incentivos a los coches eléctricos. Uno de los primeros cambios será la eliminación de la exención del pago del IVA, que sería sustituido por  un sistema de ayuda similar al existente en el resto de países de Europa.

Un sistema de ayudas directas que si sigue el modelo europeo, usará un formato escalonado que según la renta del comprador, este tendrá que devolver un porcentaje de la ayuda.

nissan-leaf

La otra medida será la eliminación gradual de la exención del pago del impuesto municipal de circulación. Desde la entrada en vigor de la nueva normativa, con fecha por confirmar, hasta 2018 los propietarios de coches eléctricos tendrán que pagar la mitad del impuesto, llegando al total para 2020.

En cuanto a los incentivos como poder moverse por los carriles bus, el gobierno dejará en manos de los ayuntamientos la decisión. Esto permitirá que en zonas donde la concentración de coches es tan elevada que provoca retrasos en el servicio de autobuses, algo que sucede en la capital. Pero podrá ser continuado en otros lugares donde las ventas no son tan elevadas todavía.

Un ejemplo que nos enseña desde como potenciar las ventas, hasta como maniobrar cuando la implantación es elevada.


puntos de carga
Compártelo:

1 comentario en “Noruega se prepara para el final de su sistema de ayudas al coche eléctrico”

  1. Te has olvidado poner los altos impuestos que tienen los coches de combustión, que son los más caros de Europa, y una extensa red de carga, porque los coches de combustión también hay que enchufarlos en invierno, para evitar que se congelen.

    Responder

Deja un comentario