Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Corbin Sparrow, el monoplaza eléctrico de tres ruedas

Corbin Sparrow, el monoplaza eléctrico de tres ruedas


corbinsparrow

El coche que os traemos hoy no es un coche eléctrico usual y su historia tampoco lo es. En 1999, una compañía llamada Corbin lanzó un vehículo eléctrico en Estados Unidos, el Corbin Sparrow.

Diseñado para combinar la funcionalidad de una motocicleta con la comodidad y la seguridad de un coche, el Corbin Sparrow dispone de un solo asiento. Este microcoche rompió con todo los visto anteriormente en los Estados Unidos. Por aquel entonces, homologaba 64 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 112 km/h.

Al igual que muchos coches eléctricos de su tiempo, el Corbin Sparrow no consiguió llegar a la producción en masa, causando la bancarrota de la empresa en 2003.

Sparrow

Sin embargo, el Corbin Sparrow se ha resistido a morir. Y es que una versión renovada de este pequeño coche podría esta apunto de salir al mercado de la mano de ElectraMeccanica  gracias a dos empresarios canadienses. Su precio de salida es de 13.500 euros antes de ayudas.

El actual Corbin Sparrow tiene una autonomía de 130 kilómetros con cada carga y alcanza una velocidad máxima de 130 km/h, unas cifras sustancialmente mejoradas respecto a la primera versión.

Actualmente la empresa solo posee una unidad de pruebas, pero espera construir muchas más hasta llegar a un total de 1200 anuales en 2017. Los empresarios se apoyan en que los coches eléctricos están mucho mejor vistos ahora y en que más del 80% de los norteamericanos conduce solo al trabajo.

Me parecen unas previsiones demasiado optimistas para un coche de estas características. Y más viendo el diseño que tiene. Ya veremos en que acaba este proyecto.

Fuente | ElectraMeccanica

Compártelo:

4 comentarios en “Corbin Sparrow, el monoplaza eléctrico de tres ruedas”

    • A mi no me daria ninguna vergüenza, se adapta a mis necesidades, (41 km para ir a y venir al trabajo todos los dias resguardado de las inclemencias del tiempo), «ande yo caliente y riase la gente». Creo que se le da demasiada importancia a algo tan subjetivo y cambiante como las modas estéticas, sino mirad como iba la gente vestida en otros tiempos y se consideraba lo aceptable. Como curiosidad cuando se construyo la torre Eiffel hubo un movimiento ciudadano en París que se opuso a su construcción por motivos estéticos, y preguntad hoy dia a ver a que parisino le parece fea la torre Eiffel.

      Responder

Deja un comentario