El carril bici solar cumple un año

Hace un año os hablábamos de un interesante proyecto, que consistía en la sustitución del asfalto de la carretera, por una nueva plataforma capaz de generar energía a partir del sol. Básicamente se trata del sistema convencional de generación de energía mediante paneles fotovoltaicos, solo que esta vez en lugar de estar en tejados o cubiertas, están instalados en el suelo de un carril bici, creando así un carril bici solar.

Además de la generación de energía, el carril bici solar lleva integrados otro tipo de servicios. Por ejemplo, luces led para dar indicaciones o iluminar en días de mucha niebla. Otra de las funciones es funcionar como calentador para evitar que se formen placas de hielo en invierno.

El tramo experimental, de 70 metros de largo, ha cumplido su primer año, y sus creadores han podido sacar las primeras conclusiones acerca de este proyecto. El carril bici solar, que requirió una inversión de 3 millones de euros, ha sido capaz de generar 9.800 kWh de electricidad. Estos kWh han sido retribuidos a una tarifa de 0,19 €/kWh, lo que hace una facturación de 1.862 euros, lejísimos de acercarse ni tan siquiera a una cifra que permita pensar en un retorno de la inversión.

Por supuesto, este carril bici solar se trata de un prototipo y su objetivo no es el de generar ganancias. Por otro lado, en caso de fabricarse en serie su coste sería mucho más bajo.

Lo más interesante del proyecto será sin duda la cantidad de datos que hayan podido y puedan recoger en los próximos años, de cara a un futuro en el que las carreteras solares puedan ser más atractivas en términos económicos. Incluso a veces es necesario crear prototipos para saber que nunca serán usados. Sea como fuere, se trata de un proyecto muy interesante.

Fuente | Treehugger

Compártelo: