Alemania insta a China a permitir un acceso justo a su mercado de automóviles

El ministro alemán de asuntos exteriores Sigmar Gabriel, pide a su homólogo chino Wang Yi que haya señales claras de un tratamiento igualitario para todas las compañías extranjeras que operan en el país asiático. Alemania quiere que China permita un entorno de negocios más justo para las firmas extranjeras, especialmente para los fabricantes de automóviles alemanes, que buscan entrar en la ambiciosa estrategia de Pekín hacia la movilidad eléctrica. Las empresas alemanas llevan tiempo quejándose de los obstáculos para invertir o adquirir negocios en China, donde el gobierno juega un papel más intervencionista.

Sus preocupaciones han adquirido mayor urgencia desde que Estados Unidos está enfocando su estrategia de crecimiento en la industria nacional, y también desde que el Reino Unido planea salir de la Unión Europea; situaciones que podrían debilitar los intereses comerciales de Alemania, entre otros países comunitarios. «China ha vuelto a prometer que quiere encaminarse hacia la liberalización del mercado,» dijo Gabriel después de hablar con Wang en Bonn, donde los ministros de asuntos exteriores de las principales economías del G20 se están reuniendo. «He pedido al ministro Wang que priorice con carácter urgente estas políticas, buscando un tratamiento justo para las empresas extranjeras en China, por ejemplo en el sector del vehículo eléctrico

China adelantó a Estados Unidos el pasado año y se ha convertido en el mayor productor de coches eléctricos puros, gracias a un conjunto de incentivos gubernamentales que promueven el cambio de modelo energético, a medida que el país se enfrenta a severos problemas de contaminación. Las ventas de coches eléctricos e híbridos enchufables han aumentado un 60% de enero a noviembre hasta llegar a 402.000 vehículos. En 2020, China quiere 5 millones de coches enchufables en sus carreteras. Volkswagen ha firmado un acuerdo con la china JAC Motor en septiembre para explorar la fabricación conjunta de vehículos eléctricos.

Por su parte, China también tiene sus preocupaciones sobre lo que ven como proteccionismo europeo, principalmente el rechazo de la UE de conceder a China el «estatus de economía de mercado», algo que Pekín afirma que es desde hace 15 años, cuando se incorporó a la Organización Mundial del Comercio. Aunque el comisionado alemán de la UE llama a los chinos ‘ojos rasgados’ mientras se mofa de la delegación ministerial, el ministerio chino de asuntos exteriores afirma que Wang ha comunicado a Gabriel que China espera de Alemania un comportamiento proactivo, a la hora de presionar a la Unión Europea para que conceda dicho estatus.

A pesar de los desacuerdos con China sobre la obstrucción a la inversión extranjera, sus exportaciones masivas de acero, entre otros asuntos, la Unión Europea ve a Pekín cada vez más como un aliado crucial contra las presiones proteccionistas de la administración de Donald Trump. La UE, en la que Alemania es la mayor economía, está preparando una cumbre con China en abril o mayo, en Bruselas, para promover el libre comercio y la cooperación internacional.

Relacionadas | China apuesta por el coche eléctrico: aquí tienes 5 nuevos modelos de fabricantes locales
Via | South China Morning Post

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame