Primeras entregas del Karma Revero

Como el ave fenix, el Karma Revero ha regresado de sus cenizas y ha comenzado de nuevo su vida comercial. Después de un largo proceso desde la desaparición de Fisker, y la compra de sus restos por parte del grupo chino Wanxiang, el eléctrico con extensor de autonomía ha conseguido por fin arrancar sus entregas.

El acto ha tenido lugar en las instalaciones que el fabricante tiene en la localidad de Moreno Valley, California. Una instalación de donde han salido unas primeras unidades que a finales de esta semana serán entregadas a sus nuevos propietarios.

Según los responsables del fabricante «Karma se ha movido de una fase de desarrollo de producto, a una de producción de coches. Hemos completado los pasos críticos para convertirnos en un verdadero fabricante de coches de lujo«.

Como vemos, de momento la intención de Karma es situarse en un segmento alto, donde los clientes busquen algo diferente como lo que ofrece el Revero. Una forma de diferenciarse y lograr de esa forma hacerse un hueco en el cada vez más compacto y competitivo sector del coche eléctrico.

Sin duda es meritorio que finalmente este modelo haya llegado al mercado, después de la turbulenta historia de su predecesor. A esto hay que sumar la puesta en marcha de una pequeña red de distribución, que en un primer momento llega a las 10 tiendas en Estados Unidos y Canadá.

Los argumentos de Karma para convencer a los clientes se optar por este modelo son las de además de ofrecer algo diferente y exclusivo, con una producción muy limitada, también hacerlo con una configuración poco habitual, como es la eléctrica con extensor de autonomía. Una berlina que recordamos cuenta con un cuerpo de 4.98 metros de largo, donde encontramos un lujoso interior con espacio para cuatro pasajeros. Esto da como resultado una zona bastante cómoda y amplia para los ocupantes.

En cuanto al aspecto mecánico, el Karma Revero dispone de un sistema de propulsión que corre a cargo de un sistema de dos motores eléctricos que suman una potencia de 301 kW (410 CV) que le propulsan hasta los 100 km/h en unos 5.5 segundos. Ligeramente más rápido que la anterior versión, y hasta una velocidad máxima limitada a 200 km/h.

Este se alimentará de una batería de litio (LiFePO₄) que cuenta con una capacidad de 21.4 kWh. Esta le permitirá lograr una autonomía en modo eléctrico que según el fabricante hasta los 80 kilómetros con cada carga bajo el ciclo EPA.

En cuanto al precio, el Karma Revero está disponible en Norteamérica por un precio de 130.000 dólares. Un coste bastante más elevado que el Karma original, pero que a cambio incluye la mayor parte del equipamiento opcional, como por ejemplo el techo formado por placas fotovoltaicas, capaces de recargar la batería.

Una gran noticia sin duda el regreso de Karma, que esperemos logre cumplir sus objetivos de ventas, y de esa forma de el paso para lanzar un sucesor más económico y popular.

Relacionadas | Presentado el Karma Revero. Una berlina eléctrica con extensor de autonomía que lo vuelve a intentar

Fuente | Karma

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame