Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Lamina REX, un extensor de autonomía basado en una pila de combustible de hidrógeno

Lamina REX, un extensor de autonomía basado en una pila de combustible de hidrógeno


La empresa myFC ha realizado recientemente la presentación de su producto estrella, un extensor de autonomía especialmente pensado para coches eléctricos. Si bien ya existen numerosas soluciones similares en el mercado, la inmensa mayoría utilizan o bien motores de gasolina o diésel como generadores, o bien baterías extra para proporcionar más energía al conjunto. No es el caso que hoy nos ocupa.

El Lamina REX es un sistema extensor de autonomía basado en la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno. Es decir, sigue el mismo principio de funcionamiento que un Honda Clarity FCV. Por lo tanto, y al contrario que los generadores de gasolina, no emite nada más que vapor de agua durante su funcionamiento.

La Ford Transit eléctrica llegará al mercado europeo en 2019, con 50 kilómetros de autonomía y extensor gasolina

De acuerdo con la empresa myFC, el Lamina REX se puede cargar en menos de un minuto y le da a un coche eléctrico la autonomía equivalente a la de un coche diésel. Imaginamos que esto también dependerá de otros factores, como por ejemplo la eficiencia del propio coche a la hora de consumir energía.

La célula de combustible es delgada y compacta, por lo que según myFC se pude colocar en el maletero, en el techo (poco recomendable por cuestiones aerodinámicas) e incluso en las puertas de nuestro vehículo eléctrico, si bien no queda del todo claro el montaje que habría que realizar para encajar la célula en una puerta.

El Lamina REX se pondra a la venta a lo largo de 2018, si bien la empresa ya tiene prototipos funcionales de la misma y su funcionamiento es el esperado. Para su diseño se han tenido que realizar un total de 80 patentes relativas a 14 campos de investigación diferentes.

La cabeza visible de  la empresa, Björn Westerholm, declara en su página web que «los consumidores quieren coches muy ecológicos, pero con la gran autonomía que da un vehículo diésel». Esa es la razón de ser de todos los sistemas extensores de autonomía de forma resumida, si bien es de esperar que su éxito se vea muy mermado por la rápida evolución de la capacidad de las baterías.

Además, el Lamina REX cuenta con un problema extra, y es que a día de hoy apenas existen hidrogeneras en las que poder recargar el extensor de autonomía.

Gracias a Sergio por el aviso.

Relacionados

Fuente | myFC

Compártelo:

13 comentarios en “Lamina REX, un extensor de autonomía basado en una pila de combustible de hidrógeno”

  1. Para la gente que hacemos viajes largos de vez en cuando (vacaciones y tres o cuatro salidas más al año) podría estar bien. Imagino que el precio de las cargas no será muy económico pero al ser de uso esporádico se puede llevar. Habría que ver el precio del cacharro.
    Eso sí, lo de llevar 700 bares de presión no me hace tanta gracia.

    Responder
    • Pues a este ritmo tendrás que ir de vacaciones siempre al mismo sitio.
      Uno que tenga una hidrogenera.
      Y espero que tenga s ya una cerca de casa.

      Responder
    • Miguel, lo cachondo de esta noticia es que encontraras millones de enchufes antes de encontrar una hidrogenera, por lo que es un extensor «INÚTIL» para España y gran parte del mundo.

      Conclusión, tendrás menos autonomía que un eléctrico y muchísima menos autonomía que un DIESEL por culpa de la pila de combustible, que te roba espacio y añade mucho más lastre al coche «para no usarla».

      Responder
  2. ¿Pero quien piensa que se van a generalizar los puntos de carga de hidrógeno si hasta la implantación de enchufes para vehículos eléctricos va lenta?

    Responder
  3. El gran problema: dónde recargar? Si no hay apenas ningún punto de rellenado de hidrógeno, y no tiene pinta de que vayan a instalar nuevos.

    Responder
  4. ¿No salío hace tiempo un artículo donde habián montado unos extensores a hidrógeno en unas Kangoo?
    Claro que la diferencia era que todas salian del mismo sitio y ellos tenian hidrogenera.

    La verdad, la idea no la veo mal, pero hubiera preferido una pila de alchol en vez de hidrógeno.
    Los de Nissan estabam probando una evNV 200 en Brasil, que alli se produce mucho alcohol y lo mexclan con la gasolina.
    Si hubieran hecho lo mismo aquí, aunque te cueste caro, como solo es para un viaje, vas a la farmacia y compras el alcohol y listo.
    Pensandolo un poco, sería como volver al origen de los coches, que funcionaban con benzina (La de los mecheros) que compraban en las droguerias.

    Responder
    • ¡Menudo avance! Jajaja. También podríamos probar con motores de vapor, jajaja.

      Por cierto el alcohol es una cagada, en Europa está limitado por el impacto que tiene en el precio del alimento usar el terreno cultivable para producir combustible

      Responder
  5. QUe idea mas estupida ,en dos años las baterías tendrán 1.000 km de autonomía,y serámas practico enchufar ,ya hay miles de cargadores públicos y privados

    Responder
    • Jajaja, qué optimista. Yo creo que en dos años no vamos ver autonomías de 1000 ni de coña. Pero, vamos, que tampoco hacen ninguna falta.

      Responder
  6. Interesante pero útil para camiones y autobuses de largo alcance. El carro privado sera dominado en un futuro no tan lejano por baterías de químicas avanzadas..

    Responder
  7. JAJAJAJA, es que me parto. Meses y mese diciendo que los híbridos tienen «lo peor de los dos mundos» por el aumento de complejidad, y ahora le meten un depósito de 700 bares a un eléctrico,…..más revisiones del sistema, cambios de la membrana… aparte del coste de «paquete», todos recordamos que el coche de Toyota (no lo voy a nombrar) no era «accesible» y supuestamente Toyota «perdía» dinero con cada uno.

    Responder

Deja un comentario