Hyunday
Volkswagen
¿Qué fabricantes automovilísticos podrán cumplir los nuevos límites de emisiones contaminantes europeos?

¿Qué fabricantes automovilísticos podrán cumplir los nuevos límites de emisiones contaminantes europeos?

Los límites de emisiones contaminantes van a ser cada vez más estrictos en mercados clave, como Europa y China. Precisamente es nuestro continente uno de los que más afectados se verá por estas medidas, que probablemente hagan retroceder a los coches con motores gasolina downsizing (motores de pequeña cilindrada con turbocompresor, consiguen un gran rendimiento y un bajo consumo a costa de una mayor emisión de partículas) y de los diésel (que emiten menos dióxido de carbono que los motores de gasolina, pero más óxidos de nitrógeno, muy peligrosos para la salud humana), elevando en paralelo las ventas de mild-hybrids, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros.

Empresas como Renault se están viendo obligadas a renovar por completo su gama de motores para poder cumplir con los nuevos requerimientos, mucho más estrictos que los anteriores: los 0.9 TCe, 1.2 TCe y 1.6 TCe gasolina cederán su puesto a unos nuevos 1.0 TCe, 1.3 TCe y 1.8 TCe, mientras que en diésel los 1.6 dCi desaparecerán en favor de sendos 1.7 dCi y 2.0 dCi. Los únicos motores que se mantendrán serán el 1.0 SCe gasolina atmosférico y el clásico 1.5 dCi diésel, que sin embargo sufrirá una revisión en profundidad.

Estas enormes inversiones ya se están viendo en otras empresas como el grupo Volkswagen, con lanzamientos como su nuevo 1.5 TSI EVO, un motor gasolina muy avanzado destinado a cumplir con las nuevas medidas anticontaminación. Volvo por su parte ya ha anunciado que directamente dejará de evolucionar sus motores de combustión, abandonando primero los diésel, y después los gasolina: su apuesta por la electrificación como método para disminuir las emisiones será total.

El límite de 95 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro recorrido no parecía demasiado lejano con el antiguo ciclo NEDC. Sin embargo, el nuevo WLTP (más realista) arroja cifras entre un 9% y un 17% superiores. Si para el año 2021 las marcas no consiguen alcanzar sus objetivos de emisiones, se tendrán que enfrentar a multas multimillonarias.

En un informe publicado el otoño pasado, PA Consulting Group declaró que esperaba que sólo 4 de los 11 grandes grupos automovilísticos que venden sus productos en Europa pudieran cumplir con sus requisitos individuales de emisiones de dióxido de carbono (si bien el límite general de la industria será de 95 gramos por kilómetro, cada grupo tendrá un límite individual calculado teniendo en cuenta el peso de sus vehículos, tamaño, ventas, etc).

Estos 4 grupos serían Volvo (gracias a su apuesta por la electrificación de toda su gama y a sus ventas relativamente bajas), Jaguar-Land Rover (fabrican coches muy grandes y venden pocas unidades anualmente), Toyota (su apuesta global por los híbridos y la eliminación del diésel les beneficia enormente) y la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi (renovación casi absoluta de su gama de motores de combustión y apuesta muy fuerte por el coche 100% eléctrico, con los ZOE y LEAF como punta de lanza).

Sin embargo y de acuerdo con ese mismo estudio, Volkswagen, FCA (FIAT-Chrysler), PSA (Peugeot-Citroën), Ford, BMW, Hyundai y Daimler no lograrán alcanzar sus objetivos. Esto se traducirá en multas de hasta 1.360 millones de euros para Volkswagen, de 307 millones para Ford, y de 126 millones para Daimler.

19 comentarios en “¿Qué fabricantes automovilísticos podrán cumplir los nuevos límites de emisiones contaminantes europeos?”

  1. Estoy deacuerdo con las multas, aunque deberían ser mayores…lo importante es donde se destinará el dinero de esas multas?

    Responder
    • Claro que si, alegraos de que la industria europea automovilística no pueda cumplir objetivos y este en peligro. Después cuando cierren las fábricas que representan un 10% del PIB español ya veremos que pasa. La gente que le da igual la industria de su país porque no trabaja directamente en ella me recuerda a cuando los niños dicen que les da igual si no llueve porque beberán cocacola. Un saludo

      Responder
  2. multa de 1300 millones a vw ?pero si van a invertir eso en elctrico,,prefieren pagar multa que invertir en fabricas de electricos ? patetico

    Responder
  3. Menos mal que las multas les van a doler y no son ridículas como suele ocurrir muchas veces. De todas formas lo curioso es que la gente seguirá comprando combustión y 2021 no está muy lejano, y luego se dará otra vuelta de tuerca más y así hasta que las emisiones sean cero… vamos que comprar combustión sabiendo que vas a sufrir restricciones de acceso a zonas concretas mientras ves que otros coches pueden circular por vías especiales, aparcar gratis, etc. al menos para el que vive en ciudad le veo poco sentido a comprar coches de combustión.

    Responder
    • Eso lo veo jugar con fuego, por mucho que quieran seguir vendiendo sus motores de combustión, hay muy pocas estaciones con GNC y para colmo lo acabarán restringiendo también.

      Responder
      • Para VAG el GNC es una bolsa de aire para aprovechar la actual tecnología mientras se adapta a la nueva realidad. Me parece muy sensato. Yo dudo que VAG se pueda poner a la altura (a nivel tecnológico) de otras marcas con mas tradición de híbridos o eléctricos de la noche a la mañana. Y durante los 5 o 10 años que necesitas para ser puntera en estas tecnologías algo nos tiene que vender.

        Responder
  4. Todo lo que no sean multas muy fuertes que no puedan ser asumidas como daño colateral por las empresas no es efectivo.

    Es un paso, pero no es efectivo. Es más de cara al público, para que piense que la Administración no se queda impasible, que otra cosa.

    Seguro que como además ya se sabe hasta lo que va a pagar cada uno, ya está hasta pactado.

    Con la salud no se juega, por lo que deben ponerse multas que no puedan asumirse por los fabricantes y controles reales que no puedan saltarse los fabricantes.

    Igual que han mentido con el Diesel, seguro que le buscan las vueltas a esta normativa, y hasta que nos enteremos, ya han conseguido su objetivo.

    Campaña anti – térmico como co9n el tabaco.

    Responder
    • Las multas no tiene porque no ser asumibles solo hace falta que igualen el coste de cambiar de estrategia. De esa forma ya obligas a que se produzca un cambio. Hay que multar con cabeza incentivando el camino que se quiere seguir pero sin hundir la propia industria.

      Responder
      • Vienes a decir lo mismo con otras palabras. Si te lees la frase entera: «No puedan ser asumidas como daño colateral», equivale a «igualen el coste de cambiar de estrategia». En realidad deberían ser algo superiores, para que compense y evite tentaciones.

        Y cuando me refiero a que deben ser tales «que no puedan asumirse por los fabricantes», incido en lo mismo, pensando siempre en que a los directivos, se les supone un comportamiento racional y no suicida. Aunque esto no es del todo así como te explico después.

        Resumiendo: El camino de la infracción debe ser claramente más desfavorable económicamente que el legal, para que no tengan «dudas».

        Por otra parte si a una empresa se la coge ya infringiendo la ley y en ese momento la multa puede resultar la quiebra de la empresa, hay que actuar con mano dura, ejemplarizante y sin dilación. Que no hubiera tomado ese camino. Además los directivos que lo decidieron deben responder con sus contratos y su patrimonio.

        El problema reside, en que técnicamente ya es muy difícil, responder con algo legal que cumpla las normativas actuales y futuras, y como la inercia de los fabricantes de térmicos es a seguir con su modelo, se ven abocados a delinquir.

        Ellos lo saben y asumen esos riesgos, por lo que se debe actuar sin contemplaciones, aunque cueste la supervivencia de la empresa y la transformación de empleos. Mejor una vez colorado con una posible salida, que ciento amarillo y al final sin salida. Y sobre todo la culpa NO es de la Administración ni de los ciudadanos que protege, ES de los fabricantes.

        Responder
  5. Bueno, por lo que leo, y de ser cierto Volvo está apostando por lo eléctrico. Aunque de momento será por parte de su filial Polestar.

    En cuanto a las multas a las multinacionales como casi siempre quedará en simples migajas. Casi nunca se cumplen esas sanciones que se ponen en la prensa. Es una cortina de humo tipica.

    Responder
    • No te creas, las nuevas normas anticontaminación son de obligado cumplimiento, el que se las salte multa… Algo está cambiando poco a poco a pesar de que los popes fabricantes de motores diesel quieran frenar a toda costa el progreso de los eléctricos, al final se encontrarán de bruces de prohibiciones de diesel y después de la gasolina en las ciudades… Ahí no hay lobby que valga; son decisiones de los ayuntamientos y sus normas van a misa.

      Responder
      • Los alcaldes los vota la gente. El que prohíba la circulación del coche de casi la mitad de sus electores ya me contarás como le va. Las prohibiciones de circulación existen y existirán pero irán aumentando poco a poco. El que se compra un diésel hoy sabe perfectamente que en 5 años los podrá seguir conduciendo sin grandes problemas por ciudad otra cosa es el que tiene un coche de 10 años.

        Responder
  6. Disminuir las emisiones de CO2 está bién para restaurar el equiliblio climático pero más grave me parece el NOx que es veneno literalmente y es lo que nos está matando ya, junto a las particulas pequeñas cancerígenas, y no se hace tanto hincapié en ello como con el CO2, detrás de esto están claramente los fabricantes tradicionales y las petroleras porque si fuera vox populi lo que aquí comento no se toleraría seguir respirando estos gases mortales

    Responder

Deja un comentario