Dendrobium D-1, un superdeportivo eléctrico capaz de alcanzar los 322 km/h

Dendrobium D-1, un superdeportivo eléctrico capaz de alcanzar los 322 km/h


El D-1 es un hiperdeportivo de origen británico que está siendo desarrollado por Dendrobium Automotive, una empresa perteneciente a Vanda Electrics, con sede en Singapur. De acuerdo con los informes de la compañía, el vehículo eléctrico será capaz de hacer el 0 a 60 millas por hora (0-96,5 km/h) en apenas 2,7 segundos, lo que lo situaría a la altura de algunos de los superdeportivos más rápidos del mercado.

Advertisement Advertisement

El D-1, cuya producción es según el fabricante inminente, tendrá un precio superior al millón de euros. Como homenaje a su herencia asiática, las bisagras de las puertas y el techo hacen que cuando se produce su apertura se forme una suerte de pétalo, similar a la orquídea Vanda, la flor nacional de Singapur.

El director ejecutivo y presidente de Dendrobium Automotive, Nigel Gordon-Stewart, declara en un comunicado algunos datos sobre la avanzada tecnología que se está empleando en el vehículo:

«Estamos desarrollando sistemas únicos de cableado y conectores, así como nuestra propia integración completa de hardware y software de las ADAS (ayudas a la conducción). Desde una perspectiva técnica, el D-1 será una exhibición de fuerza de la ingeniería británica».

Ya en marzo de este año fue presentado un primer prototipo eléctrico a modo de adelanto del D-1 durante el Salón del Automóvil de Ginebra. El vehículo recibió el nombre de Vanda Dendrobium, y fue desarrollado por Williams Advanced Engineering (WAE), cuyos ingenieros partieron del diseño inicial y completaron el vehículo. Este prototipo utilizaba el mismo motor y la misma batería de el monoplaza de Fórmula E que desarrolló en su momento Williams.

De acuerdo con los informes, Dendrobium Automotive planea usar baterías de electrolito sólido para el D-1 en el futuro. El desarrollo y la producción del modelo tendrá lugar en Gran Bretaña, y gozará de tracción a las cuatro ruedas, una caja de cambios de dos relaciones, y tres motores eléctricos: uno situado en posición delantera, y otros dos en posición trasera, probablemente la misma configuración que veremos en modelos como el Tesla Roadster.

Características técnicas:

  • Velocidad máxima de 322 km/h y 0-60 millas por hora en 2,7 segundos.
  • Peso de 1.750 kg.
  • Chasis y carrocería de fibra de carbono, materiales compuestos avanzados y aleaciones para poder mantener el peso del vehículo bajo.
  • Puertas con bisagras traseras y apertura en forma de pétalo.
  • El vehículo podrá utilizar baterías de electrolito sólido en el futuro, sin concretar fechas.
  • Tracción total.
  • Caja de cambios de dos velocidades.
  • Tres motores eléctricos, uno delantero, dos traseros.

Fuente | The Manufacturer


puntos de carga

Compártelo:

8 comentarios en “Dendrobium D-1, un superdeportivo eléctrico capaz de alcanzar los 322 km/h”

  1. Al final habrá tan variada oferta de superdeportivos eléctricos que no habrá suficiente cuota de mercado para que todos saquen beneficios….

    Responder
  2. Teniendo en cuenta las prestaciones de este coche comparadas con el Roadster, me parece casi ridículo …
    1 millon frente a 200.000$
    0-60 millas en 2.7s frente a 1.9s
    322 km/h frente a 400km/h
    desconocemos su autonomía frente a 1000km de autonomía
    … ciertamente no se que tiene de especial este coche …

    Responder
    • Toda la razón, anuncian unas prestaciones que no le llegan ni a la cubierta del neumático, por un precio 5 veces superior.

      Responder
  3. Ya se podían dedicar a sacar utilitarios con buena autonomía por 15.000€ y dejarse de super deportivos que solo pueden comprar 4.

    Responder
      • No creo que sea un tema de «pensar», en un coche de un millon puedes camuflar una batería de 30.000€ … pero no puedes vender un coche por 15.000€ si sólo la batería ya te cuesta eso …

        Hasta que la economía de escala y las mejoras en las químicas no abaraten el coste de las baterías, no podremos ver eléctricos baratos, y eso lleva tiempo, y mucho dinero en investigación …

        Responder
        • también de acuerdo contigo, pero cuando digo pensar, me refiero a que se metan en el laboratorio a mejorar las químicas para abaratar las baterías y no a ensamblar piezas y sacar modelos que realmente no sirven nada.

          Responder

Deja un comentario