El nuevo Renault ZOE podría ser un profundo restyling del actual. ¿Se equivocaría Renault con esta estrategia?

El nuevo Renault ZOE podría ser un profundo restyling del actual. ¿Se equivocaría Renault con esta estrategia?


Mucho se ha escrito en los últimos meses de la segunda generación del Renault ZOE. El que es uno de los coches eléctricos más exitosos del mercado europeo con diferencia fue presentado en el año 2012 y puesto a la venta en 2013, dominando con mano de hierro entre 2015 y 2017 un nicho del mercado por el momento todavía bastante minoritario.

Advertisement Advertisement

Se sabe a ciencia cierta que el Renault ZOE de segunda generación comenzará a producirse en el segundo trimestre del año 2019, mientras que su presentación está prevista para otoño de ese mismo año, durante el Salón del Automóvil de Frankfurt. Se ha confirmado que el nuevo ZOE se continuará fabricando en la planta de Flins, la cual verá disminuida la producción de los modelos Renault Clio y Nissan Micra para poder adaptarse al aumento en la del ZOE (en septiembre de este año, Renault pasará de fabricar 220 unidades diarias del ZOE a 440, el doble).

Inicialmente, se pensaba que el Renault ZOE II sería un modelo completamente nuevo: basado en la plataforma modular eléctrica de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, la CMF-EV, el nuevo ZOE debería ser un compacto del segmento C en lugar de un utilitario del segmento B como hasta ahora (Arnaud Deboeuf, vicepresidente senior de gestión estratégica de la Alianza, lo confirmó en su momento).

Sin embargo, ahora han saltado a la red rumores de que el nuevo ZOE será un profundo restyling de la generación actual. Un movimiento que ya llevó a cabo Nissan con el LEAF, cuya segunda generación es una actualización profunda de la anterior. Al igual que el LEAF, esta segunda generación del ZOE tendría una vida comercial relativamente corta, pues sería un simple modelo de transición hasta la tercera generación que, ahora sí, crecería de tamaño y utilizaría la plataforma CMF-EV.

Varios detalles parecen apuntar en esta dirección. Por un lado, se sabe que será la fábrica de Douai (situada al norte de Francia, actualmente encargada de la producción de los modelos Scénic, Talisman y Espace) la encargada de producir los vehículos basados en la plataforma CMF-EV, mientras que la planta de Flins está adaptada a la antigua plataforma B utilizada por los ZOE I, Clio IV y Micra V.

Tampoco hay que olvidar la reciente introducción del motor R110, cuya producción en la planta de Cléon se triplicará próximamente. De acuerdo con los rumores, el nuevo ZOE podría mantener su actual motor y batería (41 kWh de capacidad con celdas LG Chem), añadiendo un sistema de carga rápida en corriente continua y formato CCS Combo (debería tener entre 50 kW y 100 kW de potencia), manteniendo además la actual carga en corriente alterna de hasta 22 kW.

Las versiones Q90 (motor Continental, 88 cv, carga en alterna hasta 43 kW) y R90 (motor Cléon, 92 cv, carga en alterna a 22 kW) deberían desparecer en la nueva generación, quedando limitada la oferta al nuevo R110 (motor Cléon, 107 cv, carga en alterna a 22 kW). Los cambios se centrarían en la estética, completamente renovada, los acabados interiores, la tecnología (debería incluir un sistema de conducción autónoma de nivel 2), etc. Además, podría aparecer una segunda batería más capaz de 60 kWh, si bien este es un rumor por el momento sin fundamento.

El hecho de que el ZOE II estuviera basado en el anterior modelo permitiría a Renault un ahorro de costes de desarrollo importante, facilitaría la producción, y haría el precio más atractivo. Además, el coche se amortizaría mucho antes, lo que permitiría a la marca ganar dinero con las ventas de sus coches eléctricos, algo que por el momento casi ninguna empresa ha conseguido.

Una producción elevada, un precio de partida más bajo que sus rivales (el ZOE actual, antes de ayudas gubernamentales y descuentos de concesionario, parte de los 27.850 euros) y la obtención de beneficios permitirían al nuevo modelo convertirse en uno de los coches eléctricos más interesantes del mercado, pues contrincantes como el Hyundai Kona Eléctrico tienen una producción muy limitada y/o precios muy elevados.

Por otro lado, la plataforma CMF-EV podría comenzar a utilizarse en coches más grandes que el ZOE (una berlina, un SUV…), por lo que estaría más amortizada para el lanzamiento del ZOE III (¿2023?), lo que permitiría un precio de partida más asequible que si se lanzara directamente con dicha plataforma en 2019.

Sin embargo, todavía no está confirmado que el nuevo ZOE vaya a ser un profundo restyling del modelo actual, pues algunos representantes de Renault afirman que será un modelo completamente nuevo y no una simple modificación del actual. ¿Qué decidirá hacer finalmente Renault? El año que viene lo descubriremos.


puntos de carga

Compártelo:

14 comentarios en “El nuevo Renault ZOE podría ser un profundo restyling del actual. ¿Se equivocaría Renault con esta estrategia?”

  1. «Sin embargo, todavía no está confirmado que el nuevo ZOE vaya a ser un profundo restyling del modelo actual, pues algunos representantes de Renault afirman que será un modelo completamente nuevo y no una simple modificación del actual.»
    Nissan tambien dice que el nuevo Leaf es un coche completamente nuevo…

    Responder
  2. A mi lo que me parece que necesita por encima de todo (como todos los eléctricos) es una disminución del precio, y no pequeña.

    Así que si mantienen un poco la misma base: motor (que no está mal), baterías (que cumplen) y a cambio lo que hacen es darle una buena bajada al precio (a la par que lo ponen más «bonito»), pues oye, a mi me parece una buena decisión.

    Además será muy interesante ver como el actual ZOE va abaratándose en el mercado de segunda mano. Si no te importa que adquirir un coche usado puede ser el primer eléctrico asumible para gente como yo, que no podemos pagar esas grandes cifras para acceder a un coche.

    Responder
  3. Lo de seguir manteniendo el mismo motor me parece una mala idea. No porque 110cv sean pocos, sino porque en autovía no son suficientes, penaliza mucho al consumo. Poner un motor mayor no incrementaría precio. Pero claro, Renault sigue con la mentalidad de los coches térmicos, a más potencia mayor precio y mayor beneficio.

    Responder
  4. Sinceramente , van a vivir de la gallina de huevos de oro hasta que aterrice la competencia y se pongan a llorar, tantas promesas y luego un cambio de imagen.

    Yo puedo pensar dos cosas, un ZOE 2019 con una cambio de imagen, agregando los sensores de nivel 2, como se ha visto en la marca de taxis en la que trabajan (puede que sea ese el aumento), y que venga de serie para los carsharing, una opción, un lavado de cara ¿Dónde? sería mas en el interior que exterior (me gusta la linea).

    Los ZITY podrían bajar el precio y mandarlos al mercado de ocasión, aunque seguro que se amortizan, y la siguiente generación debería bajar el precio.

    Otra opción es que saquen un modelo mas grande, un ZOE que pasaría a ser el CLIO, un MZOE pasaría a ser al MEGANE, si fuese esto me gustaría pero que va a ser, pues lo primero un cambio estético y seguirán manteniendo el precio.

    Sinceramente deseando de que aparezcan los chinos y Tesla con el Model 3 porque la pasividad y el esfuerzo de la Alianza es flojo y cuando les pille el toro dirán que tienen perdidas.. que necesitan ayudas. Tienen un negocio en muchas ciudades europeas con las restricciones ya verás como se lo quitan otros…

    Responder
  5. La línea del Zoe actual es bonita, solo habría que quitarle el blanco del interior ponerle cámara de visión trasera, y bajar el
    precio.

    Responder
  6. Yo creo que deberíais olvidaros de las bajadas de precio al menos por un lustro. Es una industria tan efervescente que lo trendy de hace cuatro o cinco años hoy habrá quedado absolutamente obsoleto. Las empresas en ese periodo no han trabajado para abaratar lo que tienen, han trabajado en mejorarlo y en mantenerse en la cresta de la ola. Las especificaciones menores no bajan de precio, desaparecen. Se trata simplemente de que ni les interesa ofrecerlo, ni nadie lo querría ya. Hoy nadie se plantearía comprar el Leaf de 22kwh cuando sin mencionar a Tesla suenan los tambores de los 64kwh.

    Necesitan valores que el estándar considere suficiente para empezar a estancar la tecnología y bajar precios.

    Responder
  7. A mi me da que están sondeando el mercado (como el Gobierno, cuando pretende legislar alguna putada al pueblo, y si hay mucho ruido se echan atrás y si no o si si, nos la meten doblada y de tapadillo y ocultamente bajo otra norma ), porque parece que la nueva plataforma de baterías todas en el suelo (como Tesla o BMW), conlleva más tecnología y más problemas que no han tenido previstos y evidentemente más costos, por las bajas tiradas y lo novedoso del sistema y no tienen muy seguro si lo amortizarán, porque de introducir su nueva plataforma, luchará directamente con un Model 3 rodado y con más de dos años de experiencia en su fabricación.
    Renault como Nissan están viviendo un sueño que no durará Y LO SABEN, y por eso no dan un paso firme y al frente, y no es por demanda, porque demanda sobra por un tubo.

    Responder
  8. Si lo mejoran un poco y bajarán precio, un poco más eficiente, mejores calidades y precios desde 24 mil euros batería en propiedad estaría bien. Que si hubiera ayudas… quedaría en 20 mil contando lo que devuelves a hacienda y sería un precio bueno para ese coche. Cumple perfecto de autonomía para un coche de segmento B y como segundo coche el problema es el precio. Si hicieran tipo Megane se solaparia con el leaf…

    Responder
  9. Si no meten 60kwh de capacidad y abaratan el precio desde el principio se van a encontrar q cuando quieran meter 60 ya estará Tesla vendiendo como churros un coche más grande con el doble de potencia, más capacidad y red de supercharger construida al mismo precio, si se supone q el M3 standard range sale por 40k quién va a pagar lo mismo por un segmento b de estética gastada con 40kwh de capacidad? Ni dios

    Responder
  10. El problema aquí es que cuando llegue el model 3, la única razón para no comprarlo va a ser que no satisfaga la demanda ni aunque fabrique 30mil a la semana. Las demás marcas ni tienen un producto similar ni lo van a tener ya que no dispondrán ninguno de suficientes baterías ni a un precio competitivo. Para que Renault va a invertir en algo que no puede fabricar en masa. Espero equivocarme y todos los europeos despierten pronto

    Responder
    • No hay que ser fanboy de ninguna marca, Tesla ya podría fabricar mil coches al día que el modelo más «económico» que tienen es terriblemente caro, orientado al segmento premium y a gente muy pudiente. El ZOE no tiene nada que ver, apunta a un mercado diferente, de hecho, entre los coches eléctricos como el Model 3 hay ya bastantes opciones, lo que hace falta como el comer para que los eléctricos despeguen son vehículos terrenales, «normales» para el uso diario y cuyo precio de adquisición sea asumible para una familia normal, el ZOE, aún quedándose lejos, es de los poquitos que se aproxima a conseguir algo así.

      Responder

Deja un comentario