¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La Gigafábrica de baterías de Tesla supera los 20 GWh de capacidad productiva, y ya prepara el incremento hasta los 35 GWh

Cuando en su momento Tesla presentó el enorme proyecto de levantar una fábrica de baterías propia, en colaboración con Panasonic, muchos tildaron la aventura de demasiado arriesgada. Un proyecto de más de 5.000 millones de dólares para una pequeña empresa incapaz de producir beneficios. Pero poco a poco este movimiento se está demostrando como clave en una expansión de las ventas que no paran de acelerarse, y que incluso les ha permitido lograr cerrar su primer trimestre con beneficios.

En la actualidad después de sucesivas ampliaciones, la instalación se estima que ha logrado una capacidad de producción anual de 20 GWh. Una cifra realmente impresionante que la convierte en la mayor de su clase en el mundo, superando las pujantes marcas chinas. Pero una cantidad que todavía no logra cumplir con la demanda de los propios productos de Tesla, que depende en parte de las importaciones de celdas desde Japón.

Gracias a esta economía de escala, se estima que Tesla ya está logrando acceder a un coste de producción por debajo de la competencia más cercana, como LG, que según las fuentes estaría en torno a los 148 dólares en kWh, por los 111 dólares de Tesla. Una ventaja que se suma a la de poder adaptar la producción de vehículos a la propia disponibilidad de baterías, que permite sacar el máximo partido a los recursos disponibles.

Ahora Tesla y Panasonic trabajan en poner en marcha una nueva línea de producción en la Gigafábrica, que esperan les permita llegar a los esperados 35 GWh anuales. Una tasa más que considerable que será la clave para lograr bajar el coste del kWh de los 100 dólares, y que para todos los expertos es la cifra clave que permitirá producir coches eléctricos al mismo precio que los modelos con motor de combustión.



Por poner un ejemplo, sólo contando las celdas (sin contar refrigeración, pack y demás) la batería de un Model S 100D costaría en torno a los 10.000 dólares. Mientras que la de un Model 3 Long Range estaría sobre los 7.500 dólares.

Un hito que como vemos, en el caso de Tesla está muy cerca de lograrse. Algo que sumado a la poca competencia, permitirá a los norteamericanos poder continuar ampliando sus beneficios en los próximos ejercicios con productos cada vez más rentables. Un aspecto en el que también ayudará la renovación de los Model S y X, que se espera para este año, y que dejarán atrás las veteranas celdas 18650 para adoptar las nuevas 21700, de producción local, mayor densidad energéticas, y más económicas.

A esto también sumar que esta instalación además de producir baterías, también se encargará de la fabricación de componentes para los vehículos de Tesla, e incluso se prepara para la producción completa de modelos como el Tesla Semi, el nuevo Roadster, la pick-up…etc.

Una receta de lo más interesante que en el caso de Tesla se puede extender más allá de la producción de coches, ya que la división de energía también se alimenta de estas nuevas celdas, ayudando a incrementar la economía de escala que está alcanzando cuotas realmente llamativas.

Relacionadas | Los analistas se muestran optimistas después de visitar la Gigafábrica de Tesla. Producción de entre 6.000 y 8.000 unidades a la semana del Model 3, y 100 dólares el kWh en celda este año

Vía

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame