¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El fabricante chino Great Wall logra importantes avances en el desarrollo de baterías de electrolito sólido, y también de litio libres de cobalto que llegarán en 2020 al mercado

La carrera por desarrollar las baterías del futuro está involucrando a cada vez más compañías, lo que hace que la inversión no pare de aumentar. Y parece que los resultados están comenzando a aflorar en sistemas como los dotados de un electrolito sólido, que amenazan con revolucionar el futuro. Pero también en aplicaciones más a corto plazo, como los sistemas de almacenamiento libres de materiales costosos y polémicos como el cobalto.

Esta semana hemos conocido como el fabricante chino Great Wall, uno de los principales del gigante asiático, mediante su división Group Honeycomb Energy, ha confirmado los avances que están logrando en el desarrollo de baterías de estado sólido, que permitirán la producción de baterías con una mayor densidad energética, y también más económicas.

Para lograrlo, los técnicos han buscado la mejoras de los cátodos introduciendo un cuarto metal, tanto los habituales níquel, manganeso, cobalto, y el último que denominan Mx, pero del que no especifican su nombre. Algo que nos podría indicar que están realizando pruebas con diferentes combinaciones para ver cuál es la que mejor resultado da en aspectos como la tolerancia al calor, las más seguras…etc.

El objetivo es lograr que en 2020 la densidad energética de los packs logren superar una densidad energética de 300Wh/kg, y energía específica de 260 Wh/g, que supondría casi duplicar las cifras actuales medias en la industria, mientras que el coste estiman será inferior a los 120 euros el kWh.

Unos trabajos de los que no han informado sobre la estimación de llegada al mercado, que todavía tendrá que esperar un tiempo hasta terminar esta fase de desarrollo.

Baterías libres de cobalto para 2020

Además de la densidad, el coste es otro de los grandes retos de la industria. En las baterías de litio existentes, el coste de los materiales del cátodo representa entre el 30% y el 45% del total. Algo que tiene mucho que ver la la presencia de materiales como el cobalto, que ocupa en torno al 20% del total. El principal problema es que el propio cobalto es cada vez más escasos y la fluctuación de precios afecta directamente el coste final de las baterías.

Nombres como Panasonic, LG y otros fabricantes de baterías, están tomando como dirección el desarrollo de sistemas donde el uso de cobalto sea lo más bajo posible, y que esperan sea la próxima generación de baterías.

Una alternativa donde la propia Great Wall ha indicado ha logrado tomar la delantera gracias a la confirmación del final del desarrollo e inicio de la producción de su primera batería sin cobalto, que indican llegará al mercado para una producción en masa ya en 2020, y de la que publicarán todos los detalles en las próximas semanas.

Relacionadas | La Universidad de Zhengzhou y la de Stanford presentan los trabajos con un electrolito sólido. Precio asequible y 500 Wh/kg

Vía | News.metal.com

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame