¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Renault alcanza los 62.447 coches eléctricos entregados en 2019 con un crecimiento del 27% respecto al año anterior

El coche eléctrico se ha convertido en una tendencia con cada vez más fuerza. Algo que se está transformando en ventas también cada vez más elevadas, y de lo que se están beneficiando los fabricantes que han apostado con más fuerza por este sector. Es el caso de Renault que en 2019 ha logrado un récord personal en cuanto a ventas de este tipo de vehículos, y eso a pesar de afrontar su modelo más exitoso el final de su ciclo comercial.

En 2019 Renault ha logrado entregar un total de 62.447 coches eléctricos. Algo que supone mejorar las cifras del año anterior en un 27%, y un 72% respecto al 2017. Una clara señal de que la demanda no para de aumentar.

Estas cifras se han logrado principalmente por la buena marcha de su modelo más popular. El Renault ZOE. El pequeño compacto galo ha conseguido el pasado año colocar en el mercado 48.269 unidades, con un espectacular mes de diciembre donde ha matriculado nada menos que 4.853 unidades. Una cifra más que llamativa si tenemos en cuenta que en esa misma fecha comenzaban las ventas de la nueva versión.

El siguiente en la lista es la furgoneta Kangoo ZE, que ha acumulado 10.349 unidades vendidas, seguido por uno de los que sin duda será de los protagonistas este año en el capítulo de ventas, el económico Renault City K-ZE, que de momento sólo está disponible en China y en sus apenas dos meses a la venta ha entregado 2.658 unidades. Por su parte el Renault SM3 (Fluenze) que sólo se vende en el mercado de Corea del Sur ha logrado terminar el año con 875 unidades, y la furgoneta Master ZE con 296. Cifras entre las que no se han incluido las entregas del pequeño Twizy.

Un crecimiento de ventas que se produce en un momento de retroceso del mercado del automóvil, principalmente arrastrado por el frenazo de China, y donde la propia Renault ha visto como sus ventas se recortaban un 3.4% respecto al año anterior. Una situación negativa en la que como vemos el coche eléctrico continúa con su crecimiento, y que este año se espera sea incluso mayor gracias al efecto de la llegada de la nueva versión del Renault ZOE, que además verá acompañado por un aumento de la capacidad de producción de su fábrica.

Opinión

Una Renault que a pesar de todo necesita urgentemente ampliar la oferta de coches eléctricos, algo que harán ya a corto plazo con la llegada del Twingo eléctrico este mismo verano, al que seguirá una propuesta que sobre el papel parece de lo más interesante y que se situará en el segmento del Volkswagen ID.3. Un compacto, o todocamino compacto, que sin duda atacará un mercado muy jugoso y que permitirá a los eléctricos de Renault dar un salto adelante definitivo. Una propuesta que por desgracia parece tendrá que esperar a 2021 para llegar al mercado.

La clave de todo como es habitual serán las baterías. Renault no ha dado síntomas de diversificar su acceso a estos elementos y a diferencia de otras marcas seguirá fiel a LG. Ni fábrica propia, ni acuerdos con otros desarrolladores. Una apuesta que por un lado tiene su lado positivo y es que el fabricante coreano sin duda situará en zona preferente a los franceses a la hora del suministro, pero por el otro lado deja en manos del fabricante asiático el futuro del proyecto eléctrico. Y cualquier problema puede dar como resultado una parálisis total de la producción.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame