Bill Gates encarga un yate a hidrógeno con 7.000 km de autonomía y valorado en 590 millones de euros | forococheselectricos

Bill Gates encarga un yate a hidrógeno con 7.000 km de autonomía y valorado en 590 millones de euros


Aqua es el nombre que le ha puesto Bill Gates a su última compra. Un súper yate eléctrico dotado de un sistema a hidrógeno que se convertirá en el modelo cero emisiones más grande construido hasta el momento, y que se transformará en todo un ejemplo de que también en el transporte marítimo hay cada vez más y mejores alternativas a los sistemas contaminantes.

Advertisement Advertisement

Las cifras del proyecto son abrumadoras en todos los sentidos. Un yate de 112 metros de eslora que ha sido adjudicado a la naviera holandesa Feadship, que tendrá la labor de diseñar y fabricar un modelo futurista que además contará con toda clase de lujos y avances tecnológicos.

El Aqua contará con dos motores eléctricos de 1 MW cada uno, que se alimentarán de dos tanques sellados al vacío con una capacidad de 28 toneladas para almacenar hidrógeno líquido a menos 253 grados. El hidrógeno se usará para generar energía mediante un sistema de pilas de combustible, que combinan hidrógeno con oxígeno del aire para producir electricidad y con el único desecho que será agua pura.

Feadship afirma que el sistema ofrece una velocidad máxima de 17 nudos (31.4 km/h) con una velocidad de crucero de 10 a 12 nudos y un alcance de 3750 millas náuticas (6.945 kilómetros) más que suficiente para viajar desde Nueva York al Reino Unido.

En caso de quedarse sin hidrógeno, el diseño incluye la instalación de un sistema diésel que funcionará como extensor de autonomía, en caso de que el yate tenga que desplazarse a una zona donde no exista suministro.

En total Bill Gates se gastará 590 millones de euros en un modelo que debería estar listo para comenzar sus viajes en 2024. Momento en el que su creador espera empezar a mostrar que otro tipo de modelo es posible para un transporte marítimo que es el causante de unas emisiones de CO2 que se estiman superan las 800 millones de toneladas al año, además de otras emisiones de unos grandes barcos que funcionan con un combustible cuyo contenido en azufre es de 35.000 partes por millón de azufre. Esto es, 3.500 veces mayor que el que se usa para el coche privado, que es de 10 partes por millón de azufre.

Un grave problema medioambiental que Bill Gates quiere empezar a combatir mostrando de una forma gráfica que otro modelo energético es posible también para el transporte de mercancías o los barcos de recreo, pero también que este trabajo debe comenzar cuanto antes para lograr crear una red de infraestructura de grandes proporciones para alimentar a barcos cada vez más grandes.

Relacionadas | Rolls-Royce presenta un sistema de baterías para electrificar barcos


puntos de carga
Compártelo:

41 comentarios en “Bill Gates encarga un yate a hidrógeno con 7.000 km de autonomía y valorado en 590 millones de euros”

  1. Pues si lo puede demostrar genial… incluso si tiene esa capacidad monetaria claramente.

    Ahora bien, el asunto creo que no es por pasta, sino por inversión, muchas grandes empresas tienen muchísimo dinero pero no quieren renovar su modelo de negocio.

    Responder
    • Para el transporte marítimo es para el único uso que veo interesante el H2. En mitad del océano no tienes donde cargar, es una alternativa mejor que los combustibles fósiles, y dado que con energía solar no produces lo que necesitas, ahí tienes al menos un punto que te proporciona un plus para aumentar la autonomía.
      Para otros usos, como bien dices, no es interesante, mejor las baterías.

      Responder
  2. Lo que sería más interesnate que un grupo diesel como extensor de autonomía, sería que tuviera placas solares que pudieran generar hidrógeno. Con la superficie que tiene, tanto en lo alto como en los laterales seguro que le da para recuperar una cantidad importante de autonomía. Seguro que también se pueden aplicar otros modelos estilo del maremotriz para generar electricidad de otra manera.
    Cuando sea de día reduce el consumo de hidrógeno al emplear la electricidad producida directamente. Cuando esté parado puede ir recargando hidrógeno, y por la noche emplear el hidrógeno producido más el almacenado.
    Ese tipo de extensor de autonomía podría ser muy interesante.

    Responder
    • No es tan sencillo… En medio de una tormenta que puede durar varios días, tus paneles no generan apenas nada y si te quedas sin propulsion, pierdes el gobierno de la nave (el timon solo responde si el barco se mueve respecto al agua), y eso es muy peligroso en medio de una tormenta.. es un naufragio casi seguro.

      Responder
      • No te quedas sin autonomía, es un plus con el que puedes contar cuando las condiciones sean favorables, algo parecido a las placas de Sono Sion. Mientras puedas moverte con energía solar pues eso que ahorras de hidrógeno, que estás parado eso que generas de hidrógeno, y si es de noche o hace mal tiempo, tiras al 100% con el hidrógeno que llevas en los depósitos. La idea es cambiar el generador de gasoil por el solar.

        Responder
      • En lugar de diesel como sistema de respaldo, podrian haber optado por un reformador de bioetanol, que transforma el bioetanol en hidrógeno.
        (es el sistema que equiparán los submarinos S-80).

        Responder
  3. Gracias tito Bill, gente así deberia haber mas en la faz de la tierra, un yate de ultra lujo, empujado por energia verde, SALVADO EL PLANETA Y DANDO EJEMPLO al resto de mortales.

    Asi se salva el planeta y no conduciendo dos horas diarias vuestro roñoso coche diesel al trabajo, matando porque esa es otra, estais matando al planeta y a la gente.

    Grande tito Bill.

    Responder
    • Muchas refinerías están junto a la costa, por lo que su transporte por vía marítima no debería suponer mayor esfuerzo que el que actualmente supone para el resto de hidrocarburos.

      Coincido con el resto en que el Hidrógeno parece una de las mejores alternativas para el transporte marítimo. Aún mejor si se potencia con placas fotovoltaicas y/o velas 🙂

      Responder
  4. Sinceramente no se que coño pinta esta noticia aquí…….Esta es la notícia chorra del mes sin duda alguna……¿Publicidad encubierta para Bill Gates?.

    Responder
  5. si de verdad le preocupase esto a Bill Puertas, habría invertido en el desarrollo de sistemas de hidrógeno para buques mercantes, algo que tendría un impacto más relevante que hacerse un yate de lujo de gran eslora…

    Responder
    • Mas todavía si piensas en toda la contaminación que se genera en la propia construcción de ése barco sinsentido. Y ya no digamos si piensas que su actual yate lo va a vender para que contamine otro (o es que hasta ahora lo llevaban en una zodiac?).

      Responder
  6. ¡Joder, menos mal!
    Por fin me puedo comprar un yate salvando el planeta.
    Voy a comprar otro igual.

    No hace falta que me deis las gracias, yo es que soy un filántropo, con poco me conformo.

    Responder
  7. Se me ocurre un extensor de autonomía ecológico en vez de motores de gasoil, se llama velas. Claro que no quedaría tan bonito en su yate ultramoderno.
    Estaría bien ver un carguero a velas jajajaja.

    Responder
    • Ya hay proyectos para poner mástiles en mercantes y disminuir el consumo de combustible. Sobre todo porque en unos años van a legislar para que los mercantes no quemen fuel oil pesados que son muy contaminantes y usen otros más livianos y caros . De ahí lo de disminuir el consumo

      Responder
  8. Es una muy buena noticia, pena que no se construya con tecnología española.
    Mirad, un barco como este es la antesala del futuro, y por supuesto se puede combinar con placaa solares y aerogeneradores abordo, porque os recuerdo a varios que sigue siendo eléctrico, un barco eléctrico, no hay necesidad de transformar la energía foto o eolicovoltaica en H2.
    Este barco será un híbrido renovables directas combinado con renovables reconformadas en H2.
    Bien por Gates. Salu2

    Responder
      • amancio ortega es un señor de león (de gallego nada, gallega era su primera mujer, Rosalía Mera, contraria a llevarse la producción al Rama Plaza y semejantes despendolada lejos del ojo del consumidor por países pobres sin regulación ni laboral ni medioambiental) que entiende que innovar en cáncer es comprar máquinas de radioterapia en lugar de investigar con positrones u otros tratamientos, y para quien invertir es sinónimo de ladrillo y para ya de contar.

        Responder
    • Pues a mí me atufa a capricho que no va a servir para nada al resto de la humanidad, pero, vamos, que Bill es obviamente más listo que yo

      Responder
  9. ¿Y donde se supone que va a repostar hidrógeno liquido?, si ya es difícil encontrar hidrógeno presurizado
    , encontrarlo liquido ni te cuento, aparte de que es mucho mas caro y peligroso de manejar.

    Responder
  10. Partiendo de que un megayate no es un concepto muy sostenible ni necesario (se me ocurren pocas razones por las que estos bichos puedan ser necesarios) y ya que la razón entiendo que es ser ecológico (por lo del H2), creo, sin entrar en detalles técnicos que mejor hubiese sido hacerlo eléctrico a baterías, con apoyo de fotovoltáica y velas…

    En la noticia se habla de 28 toneladas de H2 (no deja claro si es por tanque o en total), casi ná, y encima hablamos de hidrógeno líquido (criogénico). El coste de producir ese hidrógeno y enfriarlo me da hasta miedo calcularlo… pero basándonos en el poder calorífico del H2, 120MJ/kg=33kWh/kg. Como hablamos de 28 toneladas= 28000kg, tendríamos 924MWh, redondeando 1GWh, unos 10.000 packs de 100kWh (el del model S), es decir, en peso de baterías hablamos de 5000 toneladas como número gordo. (Y hay que recordar que las baterías son bastante más eficientes en la descarga que las celdas de combustible, por lo que esta cifra se vería reducida en gran parte)

    ¿Asumible? Pues ni idea, pero seguramente sí, al fin y al cabo es un barco grande… y en el caso del hidrógeno, hay que tener en cuenta el peso de depósitos, material para aislar el hidrógeno y controlar temperatura… pero en cualquier caso, es un despropósito…

    Responder

Deja un comentario