Volvo afirma que la actual crisis acelerará la transición al coche eléctrico

Hakan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo, ha afirmado en una reciente conferencia digital que la actual crisis originada por la pandemia del coronavirus acelerará la adopción masiva del coche eléctrico. Además, el directivo ha explicado que en su opinión los estados no deben «malgastar dinero» tratando de regresar al anterior status quo, sino que deben promover la adopción de tecnologías limpias.

Samuelsson predice también que poco a poco los clientes comenzarán a adoptar el leasing y el carsharing en detrimento de la compra de vehículos. «Creo que la nueva generación preferirá suscribirse y tener una tarifa plana mensual para su movilidad». Según el ejecutivo esto se dará principalmente en las grandes ciudades, donde las personas no quieren poseer un automóvil, pero sí quieren disfrutar de libertad de movimientos. De hecho, Samuelsson afirma con rotundidad que «en las grandes ciudades, el automóvil privado no es un concepto muy práctico», unas declaraciones sorprendentes viniendo del máximo dirigente de un fabricante de automóviles.

Por otro lado, señala que la actual pandemia mundial ha debilitado la globalización, indicando que los fabricantes tendrán que construir vehículos allí donde vayan a venderlos. Además, hace hincapié en que el tamaño de los automóviles podría reducirse, pues «los coches premium no necesariamente tienen que ser grandes, eso es un pensamiento anticuado. Los coches premium caros pueden ser tanto pequeños como grandes». ¿Una pista de la rumoreada llegada del B-SUV XC20 a la gama Volvo?

Samuelsson opina que tras la crisis sanitaria las compras online se verán reforzadas incluso en el sector del automóvil, citando rápidos cambios en la forma en la que los fabricantes comercializan y distribuyen sus coches. Sin embargo, esto no supondrá la desaparición de los concesionarios, pues las marcas seguirán necesitando socios minoristas que se encarguen de entregar los vehículos y de prestar servicio técnico.

En cuanto a la conducción autónoma, el ejecutivo se muestra más cauto, afirmando que la industria ahora es más realista que hace unos años. «Los robotaxis llegarán dentro de unos años, pero su aplicación será limitada. Trabajarán en ciertas áreas, solo en días con buen clima y hasta cierta velocidad. Eso también llegará, pero tal vez no tan rápido como pensábamos hace algunos años».

Fuente | CGTN

Relacionadas | Volvo XC100 Recharge: un SUV eléctrico de lujo que llegará en 2023

Compártelo: