Tras acusar a Nikola de fraude, Hindenburg Research ahora ataca a otra startup de coches eléctricos: la china Kandi | forococheselectricos

Tras acusar a Nikola de fraude, Hindenburg Research ahora ataca a otra startup de coches eléctricos: la china Kandi


El pasado mes de septiembre, el fondo Hindenburg Research acusó públicamente a la startup Nikola, que recientemente había firmado un acuerdo con el gigante General Motors para el suministro de pilas de combustible de hidrógeno y para fabricar conjuntamente la pick-up eléctrica Badger, de no disponer de tecnología propia y de ser un complejo fraude.

Estas acusaciones, que fueron respaldadas con todo tipo de pruebas (incluyendo testimonios de empleados y correos electrónicos), llevaron a la dimisión del fundador de la compañía, Trevor Milton. Las consecuencias no se hicieron esperar: aunque ayer mismo se hizo público que General Motors seguirá suministrando la tecnología necesaria para los camiones de hidrógeno de Nikola, la pick-up Badger ha sido cancelada y las pérdidas sacuden con fuerza a la otrora brillante startup.

Ahora, Hindenburg Research ha vuelto a acusar de fraude a otra startup de coches eléctricos: Kandi. Esta empresa, de origen chino, recientemente recibió la aprobación de California para vender el K27, un diminuto urbano eléctrico que tras el crédito fiscal concedido por el gobierno estadounidense y las ayudas californianas se ofrece a un rompedor precio de partida de 7.999 dólares.

Según Hindenburg Research, Kandi ha inflado de forma artificial sus resultados de ventas comprándose coches a sí misma. El informe publicado señala que el mayor cliente de la marca, que representa más del 55% de sus ventas en los últimos doce meses, tiene el mismo número de teléfono y el mismo ejecutivo al frente que una subsidiaria de Kandi.

Además, Hindenburg Research ha descubierto que en el edificio en el que se encuentra dicha empresa hay un cartel que indica que es propiedad de Kandi. Ya en el pasado Kandi fue acusada de crear un esquema de ventas falso para cobrar subsidios ilegítimos del gobierno chino, algo que resultó en una multa para la compañía.

De acuerdo con Hindenburg Research, Kandi ha recaudado 160 millones de dólares solo en noviembre al presentarse en Estados Unidos como una inversión atractiva en base a ventas falsas, aprovechando además las brechas regulatorias que permiten que las empresas con sede en China puedan desviar efectivo de los mercados de capitales estadounidenses con impunidad.

Relacionadas | Kandi K27: un coche eléctrico chino que solo costará 7.999 dólares tras incentivos

Compártelo:

9 comentarios en «Tras acusar a Nikola de fraude, Hindenburg Research ahora ataca a otra startup de coches eléctricos: la china Kandi»

  1. Hacen bien. Quizás aquí alguien lo malinterpreta como «un ataque al EV», pero no.
    Es necesario que haya un poco de control y las empresas se sientan presionadas a hacerlo bien, sino todo el sector EV perderá credibilidad, y los inversores huirán.

    Responder
  2. Que bien si aquí se investigaran los precios de los vehículos antes y después de salir las ayudas.

    Lo mismo los mangantes no se quedaban con las ayudas públicas de mala manera.

    Responder
    • -1000
      Estaría bien que controlasenlos PRECIOS REALES de los coches sobretodo los de combustión, antes de las distintas ayudas (PIVE,MOVES, MOVELE….) .
      Es curioso como los coches suben de precio «misteriosamente» por el mismo importe de la ayuda.
      Ayuda que al año siguiente hay que declarar a Hacienta y toca devolver una buena parte.
      Al final quien se queda con la ayuda son los fabricantes y el gran perjudicado es el consumidor que, al final apenas recibe ayuda alguna y paga por un coche más de lo que hubiera pagado sin ella. De hecho paga triplemente:
      -paga el precio inflado,
      -paga más impuestos por la ayuda en la declaración de la Renta
      -y paga más dinero en otros impuestos para que las Administraciones Públicas les regalen ese dinero a las empresas automovilísticas.

      Responder
  3. «un diminuto urbano eléctrico que tras el crédito fiscal concedido por el gobierno estadounidense» no sé yo cuánto crédito de los $7500 se podrá descontar un americano que se compre ese coche sinceramente.

    Si Kandi infla sus ventas no le veo yo la utilidad, antes se quedaran sin el crédito y en este caso no es como Nikola el coche se vende y ya es raro en un mercado como el estadounidense donde los coches pequeños no tienen apenas mercado.

    Responder
  4. no me puedo creer que las normativas se sigan haciendo para que este truco (más viejo que el cagar y simplísimo de solucionar), se pueda seguir utilizando. ¿Pero quien gestiona nuestros impuestos? ¡¡Responsabilidad patrimonial ya para gestores de presupuestos públicos!!

    Responder
  5. Me hace gracia que una empresa que se llame Hindenburg haya desmontado el fraude de dos empresas relacionadas con el hidrógeno. El karma, diría yo.

    Responder

Deja un comentario