Tesla introduce el Model 3 SR+ con baterías LFP en Estados Unidos

La producción del Tesla Model 3 Standard Range Plus RWD, la variante de acceso del popular sedán eléctrico, comenzó en la factoría estadounidense de Fremont en 2019. Al igual que el resto de modelos fabricados en dichas instalaciones, esta versión equipaba un pack de baterías con celdas NCA (níquel, cobalto, aluminio) de origen Panasonic.

Sin embargo, cuando la producción del modelo se extendió a Giga Shanghái en 2020, Tesla lo sometió a un cambio fundamental: las baterías NCA de Panasonic vistas en el modelo estadounidense dieron paso en la versión china a un nuevo pack con celdas LFP (litio-ferrofosfato) de origen CATL.

La principal ventaja de la química LFP frente a las clásicas NCA y NCM (níquel, cobalto, manganeso) es su asequibilidad. Además, también ofrece unos índices de seguridad superiores, es menos propensa a sufrir fugas térmicas, y disfruta de una longevidad sin parangón (se estima que la vida útil del pack LFP del Model 3 asiático es de más de 1,6 millones de kilómetros).

Sin embargo, esta solución también presenta algunos puntos débiles. Para empezar, su densidad energética es inferior a la de otras químicas, por lo que las baterías del modelo chino son más pesadas que las del estadounidense a pesar de que cuentan con capacidades similares. Además, su rendimiento es más sensible a las bajas temperaturas.

Tesla está apostando con decisión por las baterías LFP

Tras la buena acogida del Model 3 con baterías LFP en China, el año pasado Tesla confirmó que seguiría apostando por esta tecnología en sus futuros modelos de acceso: tanto el Model Y Standard Range RWD, recientemente lanzado en China, como el futuro compacto de 25.000 dólares de la marca emplearán packs de este tipo.

Esta estrategia no solo responde a la intención de Tesla de reducir los costes de producción de sus vehículos, sino que también busca blindar el suministro de baterías de la compañía frente a la escasez de níquel que golpeará a la industria en los próximos años. Por ello, recientemente la marca cerró otros dos acuerdos de colaboración con EVE Energy y BYD, que se convertirán en proveedores de celdas LFP de Tesla junto con CATL.

El Tesla Model 3 con baterías LFP llega a Estados Unidos

Aunque hasta el momento Tesla solo ofrecía el Model 3 Standard Range Plus RWD con baterías LFP en China y Europa, aparentemente ahora también pasará a comercializarlo en Estados Unidos para poder cubrir la enorme demanda que está experimentado el vehículo, cuyas entregas se han pospuesto hasta enero de 2022. Esto ha sido confirmado por la propia empresa a través de un correo electrónico enviado a los reservistas.

«Nos estamos comunicando con usted acerca de su Model 3 Standard Range Plus, que actualmente se estima que se entregará cerca de fin de año. Nos gustaría ofrecerle la oportunidad de recibir su automóvil incluso antes. Debido a la oferta limitada y a la fuerte demanda de los clientes, presentamos el pack de baterías […] que ya lanzamos en Europa y Asia, en Norteamérica. Esta batería tiene un alcance estimado de 253 millas [407 km EPA, ligeramente por debajo de los 423 km EPA del modelo con celdas NCA].

Si está interesado en recibir la entrega a partir de septiembre, visite nuestra página de inventario y busque vehículos Model 3 Standard Range Plus. Si elige realizar un pedido, la tarifa del pedido original se podrá aplicar al precio de compra de su vehículo en el momento de la entrega.

Continuaremos agregando inventario de manera continua. Vuelva a consultar con regularidad para ver una selección actualizada. Gracias por su continuo apoyo.

Atentamente,

El equipo de Tesla».

Elon Musk defiende la química LFP frente a las NCA y NCM

Elon Musk ha defendido en Twitter esta decisión, afirmando que gracias a que las baterías LFP se pueden cargar hasta el 100% sin comprometer su durabilidad (en los modelos NCM y NCA es mejor restringir la carga a un 80-90% para evitar posibles degradaciones prematuras), el Model 3 importado de China es una mejor opción que el estadounidense.

«Nuestra intención con este pack es que la experiencia del producto sea equivalente entre el níquel y el hierro. Personalmente, optaría ligeramente por el paquete de hierro, ya que puede cargarse al 100%, mientras que el níquel prefiere ~90%». Gracias a esta ventaja, el modelo de Giga Shanghái logra compensar su menor autonomía respecto al de Fremont.

Fuente | Teslarati

Relacionadas | Ya está disponible la nueva versión de la aplicación móvil de Tesla y llega cargada de novedades

Compártelo: