La conducción autónoma llega al campo de la mano de tractores que prescinden del agricultor | forococheselectricos

La conducción autónoma llega al campo de la mano de tractores que prescinden del agricultor


La adquisición del gigante de la maquinaria agrícola John Deere de una empresa de tractores autónomos marca la estrategia del futuro del trabajo en el campo. La tecnología, telecomunicaciones y sensorización hace tiempo que ha llegado al mundo del campo que se digitaliza a pasos agigantados. Ahora un elemento tradicional como el tractor pasa a ser autónomo.

John Deere ha apostado por el futuro tras desembolsar 250 millones de dólares por la compañía Bear Flag Robotics, que en tan sólo 4 años (fue fundada en 2017) ha llevado ha culminado la realización de una tecnología que convierte al tractor en un vehículo con conducción autónoma, capaz de realizar tareas completas por si solo.

Para Jahmy Hindman, director de tecnología de John Deere: «John Deere ve la autonomía como un importante paso adelante para permitir a los agricultores aprovechar sus recursos estratégicamente para alimentar al mundo y crear operaciones más sostenibles y rentables«.

El fabricante de maquinaria agrícola comenzó a trabajar con Bear Flag en 2019 como parte del programa Startup Collaborator de la compañía, una iniciativa centrada en mejorar el trabajo con empresas emergentes cuya tecnología podría agregar valor para los clientes de Deere.

Desde entonces, Bear Flag ha implementado con éxito su solución autónoma en un número limitado de granjas en los Estados Unidos de América.

El equipo de Bear Flag está formado por profesionales agrícolas, ingenieros y tecnólogos enfocados en la autonomía, la fusión de sensores, visión, datos, software y hardware. La adquisición garantiza la permanencia de los equipos de desarrolladores en Silicon Valley, donde trabajarán estrechamente con Deere para acelerar la innovación para los clientes de todo el mundo.

«Deere y Bear Flag son altamente complementarios tanto desde una perspectiva tecnológica como de misión«, ha declarado Dan Leibfried, Director de Automatización y Autonomía de Deere, quien agrega: «Esperamos trabajar conjuntamente con el objetivo final de ayudar a los agricultores a lograr los mejores resultados posibles a través de tecnología avanzada como la autonomía«.

Los tractores desarrollados por la compañía cuentan con capacidades de gestión remota de flotas completas de tractores autónomos, que pueden trabajar de forma simultánea en diferentes granjas y explotaciones agrícolas.

Además estos tractores autónomos poseen capacidades para conocer su entorno a 360 grados, estando en grado de monitorizar los accesorios, el estado del tractor y el entorno «para garantizar que cualquier problema se transmita de inmediato al operador«.

Dependiendo del apero que se enganche al tractor, este y su sistema de conducción autónoma se adaptarán a las necesidades del agricultor.

Fuente | John Deere

Compártelo:

13 comentarios en «La conducción autónoma llega al campo de la mano de tractores que prescinden del agricultor»

    • No has conducido nunca un tractor, supongo… Conducir un tractor por un camino asfaltado tiene poca dificultad, hacerlo con piedras, pendientes, teniendo que esquivar plantas, ramas, que el apero no arranque las raíces del árbol, subiendo/bajando la bomba en función de la dureza del terreno en cada parte de la finca, evitando mangueras de riego, maniobrando en zonas estrechas…

      Responder
      • Es verdad que en ciertas zonas conducir un tractor es difícil e incluso peligroso por la posibilidad de vuelco. Pero en lugares como Brasil, Argentina, o EEUU donde hay amplísimas parcelas llanas, de monocultivos de soja, trigo o maíz, donde trabajan 10, o 15 tractores simultáneamente, prescindir de unos cuantos conductores podría llegar a ser rentable.

        Responder
        • En ese caso se podría automatizar (de hecho ya hay unas cuantas tareas automatizadas) pero dudo que se pudiera prescindir de conductor en todos y cada uno de los vehículos para la mayoría de las tareas.

          Responder
  1. Y para cuándo va a sacar tractores eléctricos, o es que pesa demasiado el negocio de repuestos.

    Si tuvieras que hacer un tractor de repuestos te costaría varios millones de euros, es una estafa callada por todos los fabricantes.

    Ya solo les faltaba meter el software (que los americanos están hackeando), para no poder usar más que repuestos originales y en sus talleres.

    Responder
  2. «Ayer haré lo que pude» . . dijo el robot de Bear Flag al quedarse atrapado por una raíz.
    En países sin raíces arará, arará y araraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaá.
    Saludos desde la España repoblada 🙂

    Responder
    • En tu mundo de luz y color pondrán unas placas en el techo del tractor y podrán arar ininterrumpidamente. Si ponen un generador eólico en el techo todavía mejor. ¡Vivan los mundos de yupi!

      Responder
  3. Tractores eléctricos y autónomos, drones de control de plantaciones y el robot de Tesla para cosechar. Ya no hacemos falta, sueldo universal ya.

    Responder
  4. Se prescinde del tractorista, no del agricultor.
    El tractor lleva acopladas herramientas, de labor, de siembra etc. que requieren más atención que una simple conducción.

    Responder

Deja un comentario