Li-S Energy pondrá baterías intercambiables a 400 camiones eléctricos en Australia

Aunque para largas distancias los camiones a baterías no son lo más adecuado, la cosa cambia si se puede aumentar mucho la densidad energética -por tanto, la autonomía-, pero sin que eso signifique una degradación anticipada de las celdas. Li-S Energy ha dado con la solución añadiendo un nanomaterial a sus baterías de sulfuro de litio.

La clave está en los nanotubos de nitruro de boro (BNNT) que la compañía ha introducido en baterías de sulfuro de litio. De esta forma se logra el doble efecto: mucha más densidad energética -hasta cinco veces más- y degradación reducida. Según la empresa, esta tecnología permitiría que la batería de un teléfono móvil durase una semana, que un coche eléctrico hiciese 1.000 kilómetros, o que un dron pudiera volar durante horas.

Janus Electric nos suena por ser una empresa australiana que ofrece conversiones de camiones diésel a 100% eléctricos con una solución de intercambio de baterías en grandes -y largas- rutas por su vasto país. Sus baterías actuales irán siendo reemplazadas por las de Li-S Energy tras una fase de desarrollo y pruebas, hasta alcanzar las 495.000 celdas para finales de 2023, una capacidad acumulada de 247,5 MWh.

En este vídeo podemos ver el proceso de intercambio de baterías de Janus, y es bastante ingenioso. Lo que sería la parrilla del radiador de un camión tradicional es en realidad una puerta de doble hoja que se abre y da acceso al pack de 600 kWh. Un toro mecánico se basta para retirar y colocar, la operación dura solo unos minutos.

El modelo de negocio de Janus consiste en alquilar a los camioneros o sus empresas los paquetes de baterías, incluyendo la energía de la recarga. Con los ahorros que se consiguen respecto al abandono del gasóleo, la conversión del camión se amortiza un año, y el kilómetro cuesta entre casi tres y cuatro veces menos. Suena interesante, al menos. Prometen una reducción de costes del 30% durante la vida útil de cada cabeza tractora.

Según Li-S Energy, sus baterías pueden aguantar 900 ciclos de carga y descarga. De no ser por el nanomaterial empleado, la vida útil de las baterías de sulfuro de litio es muy inferior, 50 a 100 ciclos. En cuanto a la densidad energética, si la teórica del litio es de 387 Wh/kg, las de Li-S Energy podrían con 2.500 Wh/kg; eso es 6,5 veces más.

Para Janus, esto es una obvia ventaja, porque puede dar a sus clientes una mayor autonomía por el mismo peso del pack, o reducir sustancialmente el peso del mismo pero aumentando también la autonomía. Li-S confía en que el mercado de baterías crezca un 100% cada año, y que en 2030 sea 10 veces más grande que el que hay actualmente.

Compártelo: