Porsche podría cerrar el mejor año de su historia con el Taycan como protagonista

Todavía no hay cifras de las ventas globales del pasado año, pero en los primeros mercados que están ofreciendo datos la cosa pinta de lo más prometedor para Porsche que habría logrado su mejor año hasta el momento, y todo en medio de una enorme crisis de componentes que ha presuntamente atenazado la producción global.

En Estados Unidos, primer mercado que ha hecho balance, Porsche ha conseguido sus mejores números desde que tiene presencia en ese mercado, y con 70.025 matriculaciones ha mejorado un 22% las cifras de 2020, pero además ha crecido un 14% respecto al año pre-pandemia, el 2019.

Las entregas del cuarto trimestre también alcanzaron un nuevo récord. Durante los últimos tres meses del año Porsche entregó 18.410 unidades, o un 5% más que el mismo trimestre de 2020. Los pedidos según la marca, terminaron el año en el nivel más alto registrado hasta la fecha, con una creciente demanda en todas las líneas de modelos.

Por modelos, el Macan ha sido el más popular, con 24.716 unidades, lo que supone un incremento respecto al 2020 del 32.6%. Le ha seguido el Cayenne, con 17.299 unidades y un descenso del 4.38%, mientras que el 911 ha sido el tercer modelo más vendido de Porsche, con 10.042 unidades o un crecimiento del 13.6%.

Pero realmente llamativo ha sido el crecimiento del de momento único coche eléctrico de Porsche. El Taycan se ha anotado el pasado año un total de 9.419 unidades entregadas, lo que supone apuntarse un incremento del 113% respecto al 2020.

Esto le permite hacerse con el 13.45% de las ventas de Porsche en Estados Unidos, y le coloca muy cerca del mítico 911, al que si no hay sorpresas superará este año con al llegada de las nuevas versiones del Taycan.

Pero tal vez la conclusión más importante es que la demanda de eléctricos en Porsche es cada vez más sólida, un aspecto que se podría consolidar con la llegada este año del Macan eléctrico. Algo que debería suponer un salto adelante enorme para la gama de eléctricos de los de Stuttgart que aunarán en un mismo modelo dos de las tendencias más en boga. Los SUV compactos, y los coches eléctricos.

Aspectos que si la capacidad de producción lo permite, debería traducirse que entre 2022 y 2023, muy posiblemente el sistema de propulsión más vendido en Porsche sea el eléctrico. Algo impensable hace no muchos años.

Compártelo: