Elon Musk dice que no tiene sentido hacer coches eléctricos con 1.000 km de autonomía

Cuando se trata de coches eléctricos, muchas personas todavía sufren algo de miedo por la autonomía. Un factor que junto con el precio, son de los principales argumentos que impiden una adopción más amplia de la tecnología. Ante esta situación, lo normal es que los fabricantes se lancen a la búsqueda de una alternativa. Pero para algunos, como Elon Musk, el ofrecer coches eléctricos con autonomías elevadas no es el camino.

La cuestión es que para lograr una mayor autonomía hace falta una batería de mayor capacidad, y hasta que la tecnología evoluciones en densidad energética, también se traslada en una batería más grande y pesada. Es por eso que la cuestión de cuándo es suficiente está siempre sobre la mesa en un debate al que se ha sumado Elon Musk, tal vez para enfriar las expectativas de nuevos lanzamientos.

En una contestación a la cuenta Whole Mars Catalog, que sigue la actualidad de la marca: “Podríamos haber fabricado un Model S de 1.000 km hace 12 meses, pero eso habría empeorado el producto, ya que el 99,9 % del tiempo estaría cargando masa de batería innecesaria, lo que empeora la aceleración, la conducción y la eficiencia. Incluso nuestros modelos de más de 600 km de autonomía es más de lo que casi cualquier persona usará«.

Este mensaje tenga además de contestar el lanzamiento del Lucid Air de larga autonomía, 837 km EPA, también dejar en evidencia la apuestas de grupos como General Motors, que lanzará la versión eléctrica del gigante Hummer, cuya batería de 212 kWh homologa un peso de nada más y nada menos que 4,1 toneladas, de los cuales 1.326 kg corresponden solo a su batería. Más que muchos coches, y todo para una autonomía EPA de 531 km.

Baterías del Hummer EV

La cuestión es que Musk podría no tener toda la razón. Y es que cuando hablamos de autonomía, el presidente de Tesla hace mención al ciclo homologado, que incluso bajo el exigente EPA suele ser más alto que una conducción mixta en carretera abierta. Añadimos que un coche no puede o debe conducirse entre el 100% y el 0%. Algo que nos lleva a pensar en un margen de entre el 15 y el 80% como cifra más eficiente a la hora de viajar. (No te pierdas nuestras pruebas del 80 al 15% en nuestro canal de Youtube).

Algo a lo que se suma la cuestión de la red de carga, que a pesar de seguir mejorando, sigue siendo algo escasa en algunos lugares. Principalmente los más alejados a los grandes núcleos urbanos. Un aspecto que reduce las posibilidades de moverse con un coche más allá de los nudos de conexión con infraestructura.

La pregunta es ¿tiene razón Elon Musk en que un coche eléctrico de 1.000 km no tiene sentido? Os dejamos a vosotros la respuesta.

Compártelo: